Varios partidos piden en las Cortes de Castilla y León investigar lo sucedido en las residencias con el coronavirus

Con la firma de los 40 procuradores que suman el PSOE (35), Podemos (dos), UPL (uno), Por Ávila (uno) y la no adscrita y ex de Ciudadanos María Montero, la gran parte de la oposición parlamentaria en las Cortes de Castilla y León ha registrado este jueves la petición para abrir en la Cámara una comisión de investigación sobre lo ocurrido en las residencias de ancianos de la Comunidad durante la primera ola del Covid-19.

Es el segundo intento en este sentido, después de que fracasase la anterior solicitud por el voto en contra de la mayoría que entonces sumaban los socios de Gobierno PP y Ciudadanos. Ahora, tras la marcha de Montero, el arco parlamentario ha variado y a ese cambio apelan para que prospere. Aunque también sería necesario contar con el respaldo de la única procurador de Vox, partido que en su día también pidió la investigación, pero con quien esta vez los promotores no han contado para sumar su firma al escrito.

«Hoy por fin se va a hacer justicia con las más de 4.000 personas que han fallecido por Covid o con síntomas compatibles» en los geriátricos, ha defendido Laura Domínguez (Podemos), para quien es un «acto de justicia» abrir esta comisión de investigación en la sede parlamentaria.

«No tenemos ningún otro afán que conocer qué sucedió para que no vuelva a pasar», ha defendido el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Luis Tudanca, quien de paso ha cargado contra la «vergüenza» de la Junta de Castilla y León de «haber abandonado a los mayores a su suerte en el peor momento posible». «Apelamos a la conciencia» de PP y Cs, han coincidido Domínguez y el también secretario general del PSOE en la Comunidad.