Sánchez no cierra ni un acuerdo concreto en sus reuniones con inversores en EE.UU.

Pedro Sánchez siguió ayer su gira por Estados Unidos sin haber cerrado ningún acuerdo concreto en sus reuniones con bancos y fondos inversores en su breve paso por Nueva York. Aunque su equipo calificó las reuniones que mantuvo de «muy exitosas», ni estos ni el propio presidente del Gobierno, en una conversación que mantuvo con la prensa en la oficina económica y comercial de España en Nueva York, pudieron concretar cuál es la medida de ese éxito.

Lo cierto es que Sánchez ha atraído más atención por las entrevistas que ha dado a medios extranjeros, entre ellos la cadena MSNBC y la agencia Reuters, en las que ha criticado a Donald Trump y a la oposición española —de la que ha dicho que «sólo grita»— y ha defendido a Joe Biden, con quien no se ve en Washington. Es poco común que mandatarios extranjeros de visita en EE.UU. entren en la política de su propio país, mucho menos en la del que les aloja. Tampoco es muy común que vengan a EE.UU. sin pedir visitar, o ser invitados a la Casa Blanca.

Ayer Sánchez pasó la jornada en Los Ángeles, con la misión, dijo su equipo, de potenciar a España como centro de producción audiovisual. Para ello, organizó una reunión con los responsables ejecutivos de Netflix, HBO, Disney, Warner y Activision y un evento titulado «España hub audiovisual» en los estudios de NBC Universal. Por la mañana estuvo en el Jet Propulsion Laboratory de la NASA, que tiene varias misiones de exploración espacial en marcha.

Lo cierto es que en sus reuniones con el máximo responsable de la inversora BlackRock —uno de los mayores accionistas de Iberdrola, Repsol, Caixabank y BBVA— y los altos ejecutivos de Ares Management Corporation, Bank of America, Fidelity, JP Morgan, Morgan Stanley, Soros Fund Management y Wellington Management Group, el presidente Sánchez tuvo que dar explicaciones sobre la reforma laboral y del alquiler, tal y como dijo su equipo después. Él dijo después que con estos empresarios e inversores no habló de la crisis catalana.

«Clima inversor 2021»
Justo esta visita coincide con la publicación de un informe oficial de la diplomacia estadounidense sobre el clima inversor en el mundo, que tiene un apartado dedicado a España. Este documento asegura que los principales riesgos para invertir en España hoy son «los altos niveles de deuda pública, el aumento de los costos de las pensiones para su población que envejece y la dualidad del mercado laboral [la precariedad de un gran grupo de empleados], aunque estas áreas son objetivos de reformas gubernamentales».

Ese informe, titulado «Clima inversor 2021», añade que «las manifestaciones y los disturbios en Cataluña han provocado vandalismo y daños en fachadas de tiendas y edificios en Barcelona y otras ciudades. Algunos líderes empresariales regionales han expresado su preocupación por que esas perturbaciones puedan afectar negativamente las operaciones comerciales y las inversiones en la región».

Este viernes acaba la visita de Sánchez a EE.UU., con una última parada en San Francisco. Tampoco ha dicho el equipo del presidente qué espera de la reunión con el director ejecutivo de Apple, Tim Cook. Las grandes tecnológicas buscan hoy mercados en los que producir semiconductores, dada la escasez por los efectos de la pandemia y de los aranceles de Trump en China. En esa visita al campus de Apple no estará presente la prensa, al igual que en el encuentro con los consejeros delegados de Intel, Qualcomm, PayPal, Levi’s y Microsoft.