Recurren el concurso de Defensa que adjudicó la torre del nuevo vehículo 8×8 a la empresa Escribano

La empresa Pap Tecnos, subsidiaria española de la israelí Rafael, ha presentado un recurso de reposición contra la decisión de seleccionar a la empresa española Escribano Mechanical & Engineering como suministrador de las torres remotas de 30 mm para la versión del Vehículo de Combate de Infantería del VCR 8×8 Dragón.

Según se recoge en el documento presentado el miércoles 21 de julio ante la Subdirección General de Adquisiciones de Armamento y Material, Pap Tecnos considera que la decisión de la Dirección General de Armamento y Material (DGAM) de seleccionar la torre remota de 30 mm para el VCR 8×8 Dragón resulta contraria a Derecho porque se han infringido de forma manifiesta e insubsanable las normas y principios del procedimiento de selección del suministrador y, adicionalmente, la torres remotas de 30 mm seleccionadas incumplen de manera manifiesta los requerimientos técnicos exigidos en el procedimiento, poniendo en riesgo el programa y la seguridad de los usuarios.

Con la torre de Escribano hay «una inexistente integración del misil Spike», requisito del Ejército de Tierra, según esgrime la empresa Pap Tecnos

«El adjudicatario, que fue invitado a participar en el concurso por tratarse de un accionista de Tess Defence -la empresa compuesta por General Dynamics Santa Bárbara Sistemas, Indra, Sapa Plasencia y Escribano Mechanical & Engineering, pese a no haber participado en el programa de reducción de riesgo, ha presentado un sistema de armas que incumple el requisito de madurez tecnológica exigido. De hecho, la torre seleccionada es un producto todavía en fase de desarrollo, sin certificar el blindaje, unos sistemas electrópticos que serán reemplazados y una inexistente integración del misil SPIKE, elemento crítico y exigido por el Ejército de Tierra que se exige en los documentos de la solicitud de oferta facilitados por Tess Defence a los licitadores», estima la empresa en un comunicado.

Vehículo 8×8 del Ejército de Tierra con la torre de Escribano Mechanical & Engineering

ABC
En cuanto a la tramitación del procedimiento de selección del suministrador de las torres remotas de 30 mm, PAP TECNOS considera que se ha caracterizado por no atender a los principios esenciales de la contratación del sector público: transparencia, concurrencia, libre competencia, igualdad y no discriminación entre licitadores, cuyo mayor exponente es el conflicto de interés motivado por la presencia del adjudicatario en el procedimiento en condición de licitador, lo que ha generado una ventaja competitiva indebida para el ganador de la licitación e indirectamente para Tess Defence.

Pap Tecnos manifiesta en el recurso que el «RFQ (Request for Quotation)» emitido por Tess a los concursantes, en el apartado 4 establece que la oferta de los suministradores debe ser la mejor y última propuesta a solicitarse y entregarse (Best and Final Offer, BAFO). En particular, se indica que el precio ofertado por el suministrador será definitivo y fijo. Pap Tecnos presentó la mejor oferta económica según ese requerimiento, lo que permitió ser la mejor ponderada en el área económica, según lo declarado oficialmente por la Oficina de Programas de la DGAM.

Sin embargo, y contradiciendo lo establecido en el RFQ que se trataba de un BAFO, la DGAM emitió posteriormente un segundo BAFO, lo que permitió que la oferta económica presentada por el adjudicatario pasara a ser la mejor ponderada.

«Este recurso presentado por Pap Tecnos tiene la intención de que conduzca a una nueva valoración de las ofertas, sin considerar la presentada por el adjudicado debido a los graves incumplimientos de los requisitos técnicos en los que incurre su oferta por poner en peligro el correcto desarrollo del programa y la seguridad de los usuarios», estiman desde la empresa.