Plataforma per la Llengua vuelve a espiar en los patios de los colegios

Plataforma per la Llengua, la entidad dedicada a la promoción del catalán y polémica por la realización de estudios de usos lingüísticos de incógnito en los patios de los colegios, ha realizado otro trabajo usando la misma metodología.

En este caso, el trabajo se ha hecho en la localidad de Valls (Tarragona) en tres institutos públicos, donde se han realizado encuestas de tipo convencional y lo que definen como “observación no participante”. El trabajo se ha realizado a partir de un encargo del Ayuntamiento de esta localidad después de que en 2019 Plataforma per la Llengua ya alertase en un trabajo sobre el uso del catalán entre los jóvenes que el uso de esta lengua era muy “precario”, según definición de la propia entidad.

Las conclusiones del estudio apuntan que tanto por lo que han podido observar en el trabajo de campo como por las encuestas, el 59% de les conversaciones entre los alumnos es en castelano, y el 70% declara hablar mucho o siempre en esta lengua, frente al 65% que lo declara respecto al catalán.

Según aclara la misma entidad, las observaciones se llevaron a cabo durante cinco días del primer trimestre del curso 2020-2021 y los investigadores recogieron los datos de las conversaciones entre los alumnos a la entrada y salida del centro y durante la hora del recreo. Se analizó el comportamiento lingüístico de 2.158 estudiants en 1.820 conversaciones.

Para justificar el uso de personas de incógnito en los patios, Plataforma per la Llengua defiende que esta metodología de “observación no participante se ha usado de manera amplia en diferentes disciplinas científicas como la sociología y la antropología”. La observación de incógnito, en la que los sujetos del estudio no saben que son estudiados (…) evita caer en la ‘paradoja del observador’, es decir, el hecho de que el sujeto del estudio deje de actuar de manera natural por el hecho de saber que lo estudian”.

A partir de las conclusiones de este estudio, el Ayuntamiento de Valls, gobernado por Junts, ha iniciado una campaña de promoción del catalán con un plan de acción con talleres gratuitos para que los estudiantes usen más el catalán. Se propone por ejemplo componer una canción de rap, hacer memes, doblajes o retransmisiones desportivas en esta lengua.