Motorola presenta en España el más completo de sus terminales de gama media

A finales de agosto Motorola empezó a renovar su gama media con el nuevo Moto G9 Play, un terminal de menos de 200 euros pero con las suficientes prestaciones como para resultar atractivo al gran público. Y ahora le ha llegado el turno al Moto G9 Plus, que por un precio recomendado de 269 euros eleva sus especificaciones hasta el punto de rozar a las de un terminal de gama alta.

Nuevo diseño, nuevo procesador y, como punto fuerte, una «super batería» de 5.000 miliamperios. La única pega: es algo más grueso de lo normal (9,7 mm), y también algo más pesado (223 g). Algo que, sin embargo, se puede pasar por alto si tenemos en cuenta lo que ofrece. No se trata, vaya eso por delante, de un dispositivo 5G. Para eso la marca ya lanzó su Moto G 5G y, por lo demás, parece que Motorola prefiere reservar por ahora la red ultrarrápida para las gamas más altas, como es el caso del nuevo Razr.

Equipado con un sistema de cuatro cámaras traseras, la principal es de 64 megapíxeles, con sistema quad pixel, es decir, con píxeles cuatro veces más grandes y que capturan por lo tanto mucha más luz. Una información vital para que la inteligencia del sistema pueda añadir detalles incluso a las fotos tomadas de noche o en malas condiciones de iluminación.

Acompaña a este sensor una cámara gran angular de 8 megapíxeles, un sensor macro de 2 megapíxeles, que permite hacer fotos a 2,5 cm del sujeto, y un sensor de profundidad de 2 megapíxeles que se encarga, por ejemplo, de mejorar los desenfoques en el modo retrato. La cámara frontal, bajo una pequeña perforación en la parte superior izquierda de la pantalla, es de 16 megapíxeles y también cuenta con la tecnología Quad pixel.

El procesador elegido es el Qualcomm Snapdragon 730G, un 20% más potente que el del anterior Moto 8G Plus. La RAM es de 4 GB y el espacio para almacenamiento de 128 GB. El sensor de huellas ha sido desplazado a un lateral, donde también encontramos un botón dedicado con el que podemos acceder directamente a los servicios de Google. El terminal incluye también una entrada mini jack de 3,5 milímetro para conectar auriculares.

En cuanto a la pantalla, la mayor usada por la marca hasta ahora, es de 6,8 pulgadas y tiene una resolución Full HD+. La pantalla cubre el 89,4 % de todo el frontal, por lo que los marcos son mínimos. La batería, como se ha dicho, es generosa: 5.000 miliamperios, lo que garantiza dos días de uso, y cuenta con un sistema de carga rápida de 30W. Hasta el día 30 de septiembre, quien adquiera el terminal podrá beneficiarse de un descuento de 30 euros sobre el precio de venta, que es de 269 euros.