Los demócratas intentarán dificultar la tenencia de armas

0
43
Como suele suceder tras masacres como la ocurrida en Texas este martes 24 de mayo, los gobernantes en Washington se han apresurado el día después a sopesar qué pueden hacer para controlar la tenencia de armas, y la respuesta, de momento, es que poco, por la resistencia del grueso del Partido Republicano y el p
oderoso e influyente lobby de las armas.

Cierto es que el presidente Joe Biden pidió el martes en un emocionado discurso en la Casa Blanca medidas urgentes al legislativo, y que algunos demócratas han implorado a sus compañeros en el Capitolio que consideren de forma conjunta alguna reforma que dificulte la adquisición de armas de alto calibre y automáticas, las que se suelen usar en este tipo de masacres. Sin embargo, de momento, lo único que han logrado los demócratas es allanar el camino para una votación sobre un endurecimiento de los tests y trámites necesarios para adquirir armas automáticas.

De momento, el líder demócrata en el Senado, Chuck Schummer, ha comenzado el trámite de llevar a votación dos leyes ya aprobadas por la Cámara de Representantes que por un lado aplicarían una verificación más detallada de antecedentes penales a los posibles compradores de armas en internet y en ferias de armas, y por otro alargaría el período de espera para comprar armas a aquellos seleccionados por un sistema de verificación de antecedentes instantáneo, para darle más tiempo al FBI, la policía judicial, a investigarles. Lo único que se sabe de esas votaciones es que en principio serían antes del 4 de julio, día de inicio del receso estival.

Necesidad de pronunciarse
Estas son medidas que en realidad poco harían para prevenir masacres como la del martes en Texas, en la que murieron 19 niños y dos maestros, u otras previas, porque quienes las cometen no suelen tener antecedentes penales. Aun así, el grueso de los republicanos, y algunos demócratas centristas, como el senador Joe Manchin de Virginia Occidental, se oponen a endurecer los controles de tenencias de armas.

Quienes están liderando los esfuerzos por reformular las permisivas leyes de tenencia de armas en EE.UU. son los dos senadores demócratas de Connecticut, Richard Blumenthal y Chris Murphy. La razón es que ambos representan al estado en el cual en 2012 murieron seis adultos y 20 niños por los disparos que hizo Adam Lanza en la escuela de primaria de Sandy Hook, una masacre que conmocionó al mundo por su crueldad.

«Necesitamos votar. Necesitamos que cada miembro del Senado se haga responsable. Cada uno de nosotros debe pronunciarse», dijo el senador Blumenthal, presidente de la subcomisión de Justicia, en un discurso el martes en el Capitolio. «Tenemos otro Sandy Hook. ¿Qué estamos haciendo al respecto?», dijo Murphy.

Los demócratas tienen una exigua mayoría en las dos cámaras del Capitolio, insuficiente para aprobar un proyecto ambicioso de reforma de tenencia de armas. Según las más recientes encuestas, pueden perder esa mayoría en las elecciones parciales que tendrán lugar en EE.UU. en noviembre, y en las que se renueva un tercio del Senado y la Cámara al completo.