La Unidad de Rehabilitación del Zendal recibe a su primer paciente de otro hospital

La Unidad de Rehabilitación Integral Post Covid del Hospital Isabel Zendal recibe hoy a su primer paciente procedente de otro hospital. Se trata de una persona que ha estado ingresada en el Hospital Doce de Octubre y que, tras superar la fase más aguda del coronavirus, presenta secuelas graves que requieren tratamiento en esta nueva unidad.

Es el primer paciente que llega a la misma desde un hospital diferente del Zendal. Hasta ahora, en ella se han atendido a ingresados en el Hospital de Emergencias que eran recuperados de las consecuencias más severas del contagio, e incluso se han dado algunas altas. En la actualidad, hay 10 personas ingresadas en esta Unidad, todas procedentes del Zendal, a las que ahora se une este nuevo ingreso que llega desde el Doce de Octubre. La idea es ir ampliando el número de pacientes con los que lleguen de todos los demás centros sanitarios madrileños donde se atiende a pacientes Covid.

La Comunidad de Madrid puso en marcha a finales de marzo esta Unidad para la recuperación de pacientes que, tras superar la fase crítica de la enfermedad, presentan secuelas graves y requieren cuidados multidisciplinares para mejorar su estado de salud y recuperar su calidad de vida.

Se trata de una unidad pionera, especializada en la rehabilitación integral de pacientes que presentan secuelas graves tras infectarse con el virus Covid-19. Para seleccionar a las personas que se envían a esta unidad, se sigue un protocolo establecido previamente, que entre otros factores, hace hincapié también en los pacientes que no cuentan con un adecuado soporte familiar.

Secuelas graves
Una alta proporción de los pacientes que han sufrido las formas más graves de COVID-19 presentan secuelas graves, bien como consecuencia de la propia infección o por haber estado hospitalizados de forma prolongada, especialmente tras su paso por una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Entre ellas, secuelas osteomusculares y respiratorias, pero también trastornos de la deglución y fonación (por la intubación), necesidad de soporte nutricional, el llamado Síndrome de Debilidad Adquirida en UCI (SDA), así como delirio, alteración cognitiva y psicológica.

En la Unidad hay un equipo de trabajo multidisciplinar formado por neumólogos, internistas, otorrinolaringólogos, rehabilitadores, fisioterapeutas, logopedas, terapeutas ocupacionales, endocrinólogos, nutricionistas, psicólogos, enfermeras y otros profesionales.