La Junta aboga por «normalizar» la vida de las residencias y amplía los ingresos a cualquier usuario

La Junta de Castilla y León aboga por «normalizar» la vida de las residencias de ancianos tras alcanzar un alto grado de inmunización frente al virus y ha ampliado a partir de este jueves los ingresos en los mismos a cualquier usuario. Así lo ha manifestado la máxima responsable en esta materia, la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, durante su intervención en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, en la que ha presentado datos de la situación actual de estos centros residenciales tras dos estudios realizados en los últimos meses respecto a la inmunización adquirida en los mismos.

Según estos datos, más de 35.700 usuarios de residencias de personas mayores están vacunados, lo que supone un 97,4 por ciento, mientras que el porcentaje que no ha hecho responde a incompatibilidades con sus patologías, a que no se encontrara en la residencia en el momento de la vacunación o por tratarse de un ingreso reciente y tener una única dosis.

Respecto a los trabajadores, ha detallado la consejera que son más de 24.600 los trabajadores inmunizados, el 89,5 por ciento del total.

Asimismo ha indicado que aunque el Ministerio de Sanidad no obliga a estar vacunados a los nuevos ingresos, desde el Gobierno regional se está procediendo a la vacunación de los mismos antes de entrar.

También ha indicado que se realizaron en estos centros dos estudios serológicos. Uno entre el 9 y 21 de diciembre, del que se desprendió que el 70 por ciento de los más de 2.500 trabajadores, con 52 años de media y siendo cuatro veces más mujeres que hombres, presentaba anticuerpos por haber pasado la enfermedad. Un estudio similar se repetió entre el 18 de febrero y el 9 de marzo a los más de 1.000 trabajadores que no habían pasado el virus de siete centros residenciales y más del 99 por ciento de los vacunados con dos dosis estaban inmunizados y no ha había habido contagios entre ellos, lo que demuestra, en opinión de la consejera, que «la vacuna funciona», ya que este resultado podría ser «extrapolable» a todas las demás residencias.