La Generalitat Valenciana traslada a la Fiscalía las amenazas a los bares por pedir el pasaporte covid

La consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, ha trasladado a la Fiscalía de la Comunitat Valenciana la “preocupación” de la Generalitat por la situación que atraviesan responsables de locales de ocio nocturno y de hostelería que han recibido amenazas por solicitar el pasaporte covid para acceder a los establecimientos.

“No podemos admitir de ninguna forma que estas personas, por el hecho de cumplir con su obligación de solicitar el pasaporte covid-19 y la identificación correspondiente, tengan que sufrir amenazas, insultos o coacciones”, ha apuntado Bravo en un comunicado.

La responsable de Justicia ha indicado que ha solicitado a los tres fiscales provinciales y a la fiscal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), Teresa Gisbert, “la máxima implicación” de la Fiscalía en la investigación de estos “hechos delictivos”, y asegura que los representantes del ministerio público le han trasladado que actuarán y realizarán el seguimiento necesario “para que ninguna actuación delictiva quede impune”.

Bravo ha realizado estas declaraciones tras la reunión mantenida con Teresa Gisbert, preparatoria para la convocatoria de la Comisión Mixta que tendrá lugar a finales de enero y en la que se tratarán temas como la digitalización, el Plan de Infraestructuras, las unidades sociales que se han puesto en marcha, tanto para el apoyo en la investigación de delitos económico como para reforzar las Unidades de Atención Social que apoyarán también a la Fiscalía en los casos relacionados con materia de discapacidad.

La pasada semana el ‘president’ de la Generalitat, Ximo Puig, garantizó al sector hotelero y de ocio todo el apoyo del Gobierno valenciano para hacer cumplir la exigencia del pasaporte covid y anunciaba que se había abierto la posibilidad de colaborar con la Fiscalía ante posibles coacciones y amenazas que reciban los establecimientos procedentes de personas o grupos negacionistas.

Las declaraciones de Puig se producían después de que un grupo de personas que se hacen llamar Acción Burriana-Nules se presentara en varios establecimientos de hostelería de Nules (Castellón) supuestamente coaccionando a los hosteleros por pedir el pasaporte Covid para acceder a los locales.