La Generalitat Valenciana recurrirá la condena por no vacunar a la vez contra el covid a médicos de la pública y la privada

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha indicado que la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública recurrirá la sentencia que ha condenado al departamento que encabeza Ana Barceló por no vacunar contra el coronavirus al mismo tiempo a médicos de la pública y la privada y que considera que «hubo exclusión y se vulneraron derechos fundamentales».

Así lo ha confirmado el líder del Ejecutivo autonómico este sábado en declaraciones a los medios de comunicación en Valencia en el acto de homenaje con motivo del treinta aniversario del asesinato del profesor Manuel Broseta. Puig ha defendido que en «ningún momento» se dejó de vacunar a los profesionales de la privada y ha asegurado que la voluntad «simplemente» era «ir vacunando en función de la jerarquía que se había hecho».

«Fue un protocolo que se hizo fundamentalmente pensando en el interés general y atendiendo donde estaba el problema de mayor gravedad», ha remarcado el presidente de la Generalitat, quien ha pedido «no polemizar» sobre este asunto. «Para nosotros, todas las personas son fundamentales», ha subrayado.

En este sentido, ha insistido en que el proceso de vacunación contra el Covid-19 en la Comunidad Valenciana ha sido «ejemplar» y ha apuntado que «va a continuar porque, desgraciadamente, la pandemia aún está entre nosotros y tenemos que continuar una acción cada vez más acelerada en la vacunación de las terceras dosis e incluso de las cuartas dosis en las personas más vulnerables».

Este mismo sábado, el portavoz de Sanidad del Grupo Popular en Les Corts, José Juan Zaplana, ha pedido a Puig que «asuma responsabilidades por las dos sentencias conocidas esta semana que condenan la nefasta gestión sanitaria durante la pandemia».

Por otro lado, el pasado martes, Sanidad confirmó que también recurrirá la condena interpuesta por un juzgado de Alicante a indemnizar a médicos por infringir la normativa de prevención de riesgos laborales por la falta de elementos de protección en la primera oleada de la pandemia del Covid-19.