La Fundación Francisco Franco recurre la retirada de la estatua del dictador de Melilla

La Fundación Francisco Franco ha presentado un recurso contencioso administrativo contra la decisión Pleno de la Ciudad Autónoma de Melilla por la que
se ha retirado ya de la vía pública
una estatua del dictador, la última que quedaba en España, al entender que se trata de un abuso en la aplicación de la Ley de Memoria Histórica. Solicitan la suspensión cautelar del acuerdo y que se restituya la talla en tanto se decide el fondo del asunto.

El recurso, al que tuvo acceso ABC, califica de «deplorable» que la mencionada ley se use «de forma maniquea e ideologizante para fines partidistas y de enfrentamiento» con iniciativas como la retirada de esta estatua que, de acuerdo a la Fundación Francisco Franco, no estaría amparada por la norma.

En concreto, inciden en que la ley habla de la capacidad de las administraciones para proceder a «la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura».

«Una retirada súbita y semiclandestina»
«No tiene por misión, contrariamente a lo que algunos puedan entender de manera sectaria, ‘borrar’ todo lo que guarde relación con el período histórico de quien fuera Jefe del Estado D. Francisco Franco Bahamonde y mucho menos respecto a hechos acaecidos en 1921», exponen, en relación a que la estatua se erigió en conmemoración de la guerra de África en 1978, «en tiempo de democracia».

Alega en este sentido que la legislación no ampara la retirada «súbita y semiclandestina» de esa estatua, eliminada de la vía pública «de un día para otro y antes de publicarse en el Boletín Oficial de Melilla el acuerdo» contra el que ahora presentan recurso. «Se ejecuta antes de que la ciudadanía conozca cuál ha sido el fundamento de tan clandestino acto (no publicado) contrario a las más elementales normas de transparencia, democracia y legalidad», señalan.

Por eso, solicitan que se reponga la estatua como medida cautelar de reposición de la legalidad en tanto se decide el fondo de la cuestión y es que para la Fundación Francisco Franco, no ha lugar a eliminar una efigie que no tiene relación directa con los supuestos que contempla la Ley de Memoria Histórica sino con una lectura de la norma «ideologizada».