La coincidencia de estilo que ha unido a Jill Biden y Meghan Markle

Desde la investidura de Joe Biden el pasado noviembre, su esposa Jill ha adoptado un discreto segundo plano lejos de las cámaras. Pero como suele ser habitual con las Primeras Dama
s, con el paso del tiempo
sus estilismos son examinados con lupa
. Aunque a priori su vestidor pueda parecer más discreto y menos ostentoso que el de su predecesora Melania Trump, lo cierto es que poco a poco está gestando un estilo muy cuidado fruto de la labor de varios estilistas que probablemente hagan de ella un referente más allá de las fronteras de los Estados Unidos.

La prueba de ello se encuentra en una de sus últimas apariciones públicas junto al presidente, cuando ambos partieron hacia Georgia desde Maryland a bordo del Air Force One. Para la ocasión Jill se decantó por un colorido vestido blanco de aires mediterráneos con estampado de limones de la colección primavera-verano 2021 de Oscar de la Renta que ha dado mucho que hablar.

Jill Biden se decantó por un diseño floreado de Oscar de la Renta

© Gtres
La prenda en sí resulta muy favorecedora gracias a su corte en A y silueta midi, ajustado a la cintura, con cuello a la caja, manga corta y con una amplia falda de vuelo que le aporta un extra de movimiento. También ha sido muy acertado el modo en el que lo ha combinado con unos stilettos mostaza de Manolo Blahnik y una mascarilla del mismo tono. Pero independientemente de su corte, lo que realmente ha llamado la atención ha sido la coincidencia de estilo con Meghan Markle, lució un modelo casi exacto el pasado febrero después de anunciar su segundo embarazo.

Meghan Markle lució un modelo de la misma colección en febrero

© Youtube
Aunque pertenezcan a la misma colección y posean un estampado similar, los diseños presentan alguna que otra diferencia, pues en el caso de Markle, estaba confeccionado en gasa y con un corte más amplio, sin mangas y un volante en el bajo mientras que el de Jill era de jacquard. También hay cierta diferencia en el precio ya que el modelo de la esposa del dirigente cuesta 4.850 euros mientras que el de Meghan es algo más bajo, concretamente de 3.058 euros.

Los diseños de ambas presentan algunas diferencias

© Oscar de la Renta
Ambos siguen disponibles en la web y no son los únicos con dicho print, pues también hay varios cárdigans, tops y vestidos con diferentes patrones y tonalidades. Si se tiene en cuenta el poder de influencia de ambas a nivel social y de estilo, ahora solo queda esperar para comprobar si el vestido experimentará un aumento en las ventas.