La Audiencia de Barcelona avala los pichazos del caso Voloh: hay «sospechas fundadas» de corrupción

0
16
La Audiencia de Barcelona ha tumbado el intento de las defensas del caso Voloh de anular las escuchas telefónicas al convergente David Madí y al exconsejero de la Generalitat Xavier Vendrell. En un auto al que ha tenido acceso ABC, el tribunal concluye que, tras analizar los pinchazos, «se constatan sospechas fundadas de la comisión de delitos relativos a la corrupción».

Los letrados de los investigados consideraban que la escuchas que sirven como base al titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona, Joaquim Aguirre, no estaban amparados por la ley al tratarse de una supuesta investigación «prospectiva» sin «suficientes indicios de criminalidad». Por eso presentaron ante la Audiencia de Barcelona un recurso que ya tiene respuesta.

El tribunal, lejos de tumbar las escuchas, ha avalado las pesquisas del juez Aguirre, que investiga si la cúpula independentista pudo haber desviado fondos a la órbita de Carles Puigdemont a través de criptomonedas o a otros fines ajenos al interés público. La Audiencia concluye que las escuchas «no pueden tacharse de desproporcionadas», pues las conversaciones contienen «indicios suficientes» contra los imputados, para sospechar que la «cúpula soberanista», actuando «de forma clandestina», podría haber incurrido en graves delitos de corrupción.

Más allá del pinchazo en el que los investigados hablan del posible envío a Cataluña de 10.000 soldados rusos –que las defensas usaron para desacreditar las pesquisas–, la Audiencia cree que hay «sospechas fundas o indicios de criminalidad».