Joaquín Lavín, conservador y férreo partidario del régimen militar

Esta es la tercera vez que Joaquín Lavín intenta llegar al palacio presidencial de La Moneda, una vez perdió ante el socialdemócrata Ricardo Lagos y en otra ocasión frente al actual presidente Sebastián Piñera. También ha fracasado en sus intentos por el llegar al Congreso, aunque ha sido exitoso en sus carreras a las alcaldías de Santiago y, en dos oportunidades, en Las Condes, donde actualmente ocupa el sillón municipal.

Fundador de su partido, la UDI, es el más conservador de los candidatos de la derecha, fue editor económico del El Mercurio –el principal diario de Chile-, funcionario de segunda línea durante la dictadura del general Augusto Pinochet ha sido férreo partidario del régimen militar. Formado en economía en la Universidad Católica, abraza los postulados de Milton Friedman, que quedaron plasmados en su libro «La revolución silenciosa», que da cuenta de la implantación del modelo económico chileno durante los años de autoritarismo.

Contrario al aborto libre y el matrimonio igualitario, Lavín –supernumerario del Opus Dei– ha centrado su gestión municipal en la seguridad ciudadana, en el combate a la delincuencia y el narcotráfico.