Interior acerca a otros cuatro presos de ETA y ya solo quedan siete por ser trasladados a cárceles próximas al País Vasco

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha acercado este viernes a otros cuatro presos de la banda terrorista ETA, dos de ellos condenados por delitos de sangre, y ya solo quedarían siete por ser trasladados a cárceles próximas a Euskadi, según la Asociación Víctimas del Terrorismo.

En concreto, se trata de Raúl Ángel Fuentes Villota, Pedro María Cano Hernández y Pedro María Cano Hernández. El cuarto trasladado, Gaizka Astorquizaga Arriaga, en prisión desde el 18 de noviembre de 2020, pasa del Centro Penitenciario Madrid V al Centro Penitenciario de Bilbao en calidad de preso preventivo.

Además, los servicios centrales de Instituciones Penitenciarias han resuelto la clasificación en tercer grado de Olga Comes Arambillet, que ingresó en prisión el 4 de diciembre de 2012. Condenada a 9 años, un mes y 15 días por de depósito de armas y conspiración para un delito terrorista de detención ilegal, cumplió las tres cuarta partes en octubre de 2019.

Comes, que no tiene responsabilidad civil, ha aceptado la legalidad penitenciaria, se ha desvinculado de la banda terrorista y ha remitido escritos en los que renuncia al uso de la violencia, lamenta el daño causado y se responsabiliza del dolor causado a sus víctimas.