Haber estado expuesto a otros coronavirus explica las diferentes respuestas a la covid-19

Haber estado en contacto previamente con infecciones causadas por otros coronavirus puede determinar que unas personas responden mejor ante la infección por coronavirus SARS-Cov-2. El único requisito es haber desarrollado anticuerpos neutralizantes ante ese virus del pasado.

Según un estudio que se publica en «Cell Reports Medicine», la repuesta del sistema inmunológico de las personas con covid-19 puede depender de estos anticuerpos creados a coronavirus previos.

El SARS-Cov-2 no es primer coronavirus al que ha estado expuesta la humanidad. Previamente nos han ‘visitado’, al menos otros 6 tipos de coronavirus. Y, según el trabajo, si hay memoria en el sistema inmune, en forma de anticuerpos, se puede producir una mejor defensa ante la covid-19.

«Nuestros resultados sugieren que el SARS-Cov-2 19 puede desencadenar una respuesta de anticuerpos ‘históricos’ presentes en el organismo, lo que significa que podríamos tener algún grado de inmunidad preexistente a este virus pandémico», explica John Altin, autor principal del estudio.

Esta información es muy valiosa debido a que podría servir para diseñar nuevos diagnósticos, evaluar los poderes curativos del plasma convaleciente, desarrollar nuevos tratamientos y, lo que es más importante, ayudar a perfilar futuras vacunas o terapias de anticuerpos monoclonales capaces de protegernos frente a futuras mutaciones del coronavirus.

Los resultados sugieren que el SARS-Cov-2 19 puede desencadenar una respuesta de anticuerpos ‘históricos’ presentes en el organismo, lo que significa que podríamos tener algún grado de inmunidad preexistente a este virus pandémico

Los investigadores utilizaron una sofisticada herramienta –PepSeq- para mapear con precisión las respuestas de anticuerpos a todos los coronavirus que infectan a los humanos.

«Los datos generados con PepSeq permitieron una minuciosa caracterización de la respuesta de anticuerpos en personas recientemente infectadas con SARS-CoV-2 en comparación con los de otras expuestas únicamente a coronavirus previos extendidos entre la población», escribe Jason Ladner, autor principal del estudio.

Además del SARS-CoV-2, los investigadores examinaron las respuestas de anticuerpos de otros dos coronavirus potencialmente mortales: MERS-CoV, que causó el brote de 2012 en Arabia Saudí del síndrome respiratorio de Oriente Medio, y el SARS-CoV-1, el primer coronavirus pandémico que provocó el brote de síndrome respiratorio agudo grave en Asia en 2003. Los tres son ejemplos de coronavirus que infectan a los animales, pero evolucionaron para infectar al hombre y se convirtieron en nuevos patógenos humanos.

Además de caracterizar los anticuerpos que reconocen el SARS-CoV-2, también examinaron las respuestas de anticuerpos de otros cuatro coronavirus más antiguos: alfacoronavirus 229E, alfacoronavirus NL63, betacoronavirus OC43, y betacoronavirus HKU1.

El estudio demuestra que el SARS-CoV-2 podría ‘invocar’ a anticuerpos del sistema inmunológico generados en respuesta a infecciones previas por coronavirus

Estos coronavirus, denominados ‘comunes’, son endémicos en entre la población de todo el mundo, pero no son mortales y provocan infecciones respiratorias superiores leves, similares a las del resfriado común.

Al comparar los patrones de reactividad frente todos estos diferentes coronavirus, los investigadores demostraron que el SARS-CoV-2 podría ‘invocar’ a anticuerpos del sistema inmunológico generados en respuesta a infecciones previas por coronavirus.

Y esta reactividad cruzada se produjo en dos zonas de la proteína espiga del SARS-CoV-2, la proteína en la superficie de las partículas de virus que se adhiere a las proteínas ACE2 en las células humanas para facilitar la entrada e infección celular.

«Nuestros resultados destacan las localizaciones en las que la respuesta al SARS-CoV-2 parece estar determinada por exposiciones previas al coronavirus y que tienen potencial para generar anticuerpos ampliamente neutralizantes», subraya Altin.

Los hallazgos podrían ayudar a explicar las variables respuestas de los pacientes con covid-19, desde leves o asintomáticas, hasta infecciones graves que requieren hospitalización y, a menudo, provocan la muerte

El estudio, además, demuestra que estos anticuerpos de reacción cruzada se «unen preferentemente a péptidos endémicos del coronavirus», lo que sugiere que la respuesta al SARS-CoV-2 en estas regiones puede verse «limitada por la exposición previa al coronavirus», añade.

Los hallazgos, asimismo, podrían ayudar a explicar las variables respuestas de los pacientes con covid-19, desde leves o asintomáticas, hasta infecciones graves que requieren hospitalización y, a menudo, provocan la muerte.

También es posible que las diferencias en la respuesta de anticuerpos preexistentes identificadas por este estudio puedan ayudar a explicar algunas de las diferencias en la gravedad de la manifestación de la enfermedad covid-19 en personas mayores y en los más jóvenes, debido a sus antecedentes de infecciones con los coronavirus comunes.