Guardias civiles y gendarmes franceses vuelven a patrullar juntos en el Pirineo aragonés

La Guardia Civil y la Gendarmería francesa vuelve a operar con patrullas conjuntas en el Pirineo aragonés. Esta cooperación policial, que se puso en marcha hace años, tuvo que suspenderse por la irrupción del coronavirus. Ahora ha vuelto a retomarse sobre el terreno, según ha informado la Comandancia de la Guardia Civil en Huesca.

Estas patrullas conjuntas pueden verse de nuevo estos días en la Sierra de Guara, una de las destacadas zonas turísticas del Pirineo aragonés en estos meses estivales.

Las patrullas conjuntas también se llevan a cabo al otro lado de la frontera, en suelo francés. Los dispositivos mixtos de Guardia Civil y Gendarmería se llevan a cabo desde hace años tanto en el ámbito de la seguridad ciudadana como en vigilancia aérea y rescates de montaña.

Las patrullas conjuntas permiten mejorar la capacidad operativa y la atención a ciudadanos españoles y franceses a ambos lados del Pirineo, dado el flujo de turísticas de ambos países que se da en estas zonas fronterizas.