Gema García, la nueva Dulcinea 2021, pide «sensatez» en la celebración de la Pandorga

Profundamente emocionada Gema García del Castillo, quien se convertirá el próximo 31 de julio, día de La Pandorga, en la nueva Dulcinea de Ciudad Real, se ha presentado este miércoles ante las autoridades y sus primeras palabras han sido dirigidas a sus vecinos a quienes ha pedido «responsabilidad» y «sensatez» ante las celebraciones de esta tradición, tan arraigada en la ciudad.

La Dulcinea ha explicado que quiere contribuir a que se mantenga esta celebración, en un año atípico provocado por la pandemia del Covid-19, pero que no impedirá que los actos más tradicionales se puedan celebrar, como es la proclamación del Pandorgo y la Dulcinea o la ofrenda a la Virgen del Prado.

Gema García se ha presentado ante las autoridades del Ayuntamiento de Ciudad Real, familiares, amigos y vecinos, como una «mujer normal» que, sin pertenecer a ninguna asociación, quiere ser un eslabón más en la cadena para mantener vivas las tradiciones de la capital manchega.

Valores tradicionales
Gema María García del Castillo se considera, a partes iguales, de Ciudad Real y La Poblachuela. Actualmente es celadora del Sescam, tiene una hija y ha estudiado en distintos centros de la capital. Cuenta con estudios universitarios de Educación Social en la UNED y colabora activamente con proyectos de cooperación en Cruz Roja.

Ha explicado en su intervención que se «ha presentado con mucha ilusión, porque siempre he querido conocer las tradiciones de la ciudad. Espero estar a la altura y representar los valores tradicionales», ha señalado.

Tras su proclamación —que se hará efectiva el próximo 31 de julio—, la Dulcinea 2021 adquiere el compromiso de acudir a los actos festivos y protocolarios que establezca el Ayuntamiento de Ciudad Real, como representante de la ciudad en su calendario anual festivo.

Por su parte, la alcaldesa de Ciudad Real, Eva María Masías ha recordado ya que en 2016 ella fue presentada como Dulcinea. Por ello, ha afirmado, «puedo conocer la emoción y las sensaciones que hoy embargan a la Dulcinea, y también puedo decir que entiendo la sensación de añoranza que puede estar sintiendo la anterior Dulcinea y sus damas, Fátima, Rosa, Carmen, Marisol y Patricia, quienes en pocos días dejarán su puesto como representantes de Ciudad Real» Y ha aprovechado para agradecerles el trabajo realizado.

La regidora ha manifestado que ser Dulcinea «es una responsabilidad porque supone ser embajadora de la ciudad durante 365 días, en cualquier ámbito de su actividad social y cultural», ha remarcado la edil.