García Egea reconoce que el PP se juega el 13-F consolidar el cambio político en España

El PP celebra entre hoy y mañana su congreso en Castilla y León, donde será reelegido como presidente regional del partido Alfonso Fernández Mañueco, a menos de un mes de las elecciones autonómicas del 13 de febrero. Los populares han llegado a esta cita en un ambiente de unidad y cierre de filas, con las tensiones de los últimos meses aparcadas y con un mensaje de fortaleza gracias a las encuestas, que indican una amplia mayoría del PP.

El secretario general del partido, Teodoro García Egea, que ha inaugurado el congreso, ha llegado al Palacio de Congresos de León acompañado de Mañueco, y de otros dirigentes del PP como los vicesecretarios Pablo Montesinos y Ana Beltrán, y el portavoz en el Senado, Javier Maroto.

García Egea ha abierto el congreso con un homenaje a Manuel Fraga, justo cuando se cumplen diez años de su fallecimiento. El plenario se ha puesto de pie para ovacionar al histórico político gallego, «un referente para todos, por su altura y por su responsabilidad de Estado».

El número dos del PP ha subrayado que estas elecciones autonómicas son especialmente trascendentales, porque está en juego la consolidación del cambio de tendencia política en España. «El PP se juega consolidar el cambio de tendencia. Se juega consolidar para siempre el cambio político en España», ha advertido.

García Egea se ha volcado de forma especial en los elogios a Mañueco, con quien no hace mucho tiempo mantuvo un relación complicada, basada en la desconfianza y el recelo, algo que ya han superado. De hecho, ahora el secretario general ha destacado que este es un congreso de unidad: «Queremos un partido unido, donde existe unidad habrá siempre victoria», ha resaltado.

El plato fuerte del día será la mesa de barones, por la tarde, con la presencia de Alberto Núiñez Feijóo, Isabel Díaz Ayuso, Juanma Moreno y Fernando López Miras, además del propio Mañueco. Todos tenían previsto almorzar juntos. La noche anterior, Mañueco cenó con el presidente del PP de Aragón, Jorge Azcón, y sus respectivas mujeres.

Más allá de los mensajes internos, García Egea ha centrado sus críticas en el presidente del Gobierno por el reparto «sectario» de los fondos europeos, con los que margina a las comunidades y los municipios donde gobierna el PP. El secretario general ha reiterado que los ayuntamientos y regiones del PP llevarán a la Justicia ese uso de los fondos europeos por parte del Gobierno. A su juicio, el Gobierno usa los fondos «como si fueran subvenciones de la sede directa del PSOE solo a la gente que les vota».

El PP ha aparcado la polémica del ‘chuletón’. No es que la haya olvidado, ni mucho menos, y seguirá estando presente en toda la campaña electoral. Pero la ha dejado en un segundo plano para atacar a Sánchez por el uso de los fondos, o por el uso y abuso del Falcon y por la última sentencia de los ERE, que condena a otro exconsejero del PSOE.