Facebook amenaza con abandonar Europa por las nuevas exigencias en protección de datos

Huída hacia delante o contraataque. Facebook ha respondido al Tribunal Superior de Irlanda que en caso de salir adelante la propuesta de impedir la transferencia de datos a territorio estadounidense de los reguladores de protección de datos irlandeses puede verse obligado a paralizar sus operaciones en Europa.

Documentos judiciales a los que ha tenido acceso el medio «Sunday Post» ponen de relieve los temores de la multinacional estadoundiense sobre la proppuesta de la Comisión de Protección de Datos irlandesa, que ejerce de coordinador de las agencias europeas, que podría obligar a retirar sus plataformas de Europa. La orden preliminar establece que los datos de sus usuarios europeos no salgan del continente. Ahora mismo, se está revisando por el órgano judicial y se espera que se analice en noviembre.

En un comunicado emitido el pasado 9 de septiembre, la compañía confirmó la investigación del regulador irlandés pero aseguró que una prohibición puede provocar «un efecto de gran alcance en las empresas» las llamadas Cláusulas Contractuales Tipo (CEC), un mecanismo legal alternativo para transferir datos de la UE a un tercer país.

«Recibimos con satisfacción la decisión del Tribunal Superior de concedernos permiso para iniciar una revisión judicial. Las transferencias internacionales de datos favorecen la economía global y respaldan muchos de los servicios que son fundamentales para nuestra vida diaria. Las empresas necesitan reglas globales claras, respaldadas por un sólido estado de derecho para proteger la transferencia de datos transatlánticos a largo plazo», señala en una declaración a ABC un portavoz de Facebook.

El Tribunal Supremo de Irlanda paralizó temporalmente la investigación del principal regulador de la UE sobre Facebook que amenazaba con detener la transferencia de datos transatlánticos. La empresa solicitó una revisión judicial de la decisión preliminar de la Comisión de Protección de Datos de Irlanda al argumentar que el mecanismo utilizado para transferir datos de la Unión Europea a Estados Unidos «no se puede aplicar en la práctica».

Para Samuel Parra, experto en derecho digital, el mensaje de Facebook es insistir en que es «incompatible cumplir con la normativa europea de protección de datos y transferencias internacionales y, a la vez, cumplir con las exigencias que tienen en Estados Unidos«. «Lo que está diciendo Facebook es lo que tendrían que decir todas. Ahora mismo se están produciendo transferencia de datos y realmente no hay ahora una cobertura fiable para hacer la transferencia. Lo que está diciendo Facebook es completamente lógico», asegura en conversación telefónica con este diario.

«Es más bien un farol, no creo que esté [la empresa] dispuesto a cerrar todo el portal en Europa. Lo que me sorprende es que no lo hayan dicho otras empresas grandes como Amazon o Microsoft, que están en la misma posición». En julio la justicia europea invalidó un acuerdo clave para transferir datos personales entre Europa y EE.UU., el tratado de protección de datos conocido como «Privacy Shield», lo que puede suponer un nuevo conflicto entre ambas potencias.

No es el único frente abierto que tiene Facebook en esta materia. El Gobierno de EE.UU. mantiene también abiertas negociaciones con la tiene la multinacional estadounidense para aplicarle una sanción multimillonaria que podría llegar a la cifra récord de 5.000 millones de dólares por supuestamente violar las normativas antimonopolio.