Estos son los cinco peores tiroteos de la historia en Estados Unidos

0
49
Estados Unidos vuelve a enfrentarse de nuevo a una tragedia marcada por el uso de las armas de fuego. La reciente masacre acontecida en una escuela de Uvalde, en Texas, ha vuelto a hacer saltar las alarmas de un trágico fenómeno que cada vez nos parece menos desconocido: el de los grandes tiroteos masivos.

El crimen de Salvador Ramos, el joven de 18 años que ha acabado con la vida de 19 niños y dos adultos presentes en el centro escolar, se suma a la larga lista de tiroteos que han tenido lugar este año en el país norteamericano. De hecho, según el Gun Violence Archive, hasta ahora ha habido al menos 212 tiroteos masivos en Estados Unidos y esta última se suma a la gran masacre de Buffalo, donde un Payton Gendron, un joven supremacista de 18 años, mató a diez personas en un supermercado.

[A qué edad es legal llevar un arma en Estados Unidos y cuáles son los estados más restrictivos]

Pero, al margen de este último ataque en Estados Unidos, muchos han sido los tiroteos que se han vivido en este país. Estos son los cinco con más víctimas de la historia:

Tiroteo en la iglesia de Sutherland Springs
El 5 de noviembre de 2017 la iglesia de Sutherland Springs, en Texas, vivió uno de los tiroteos masivos más recordados de la historia de Estados Unidos.

Durante una de las misas en este pequeño pueblo cercano a San Antonio, un hombre armado entró en el recinto y comenzó a disparar. Fue en torno a las 11:30 de la mañana y, en su ataque, el tirador, Devin Patrick Kelley, de 26 años, acabó con la vida de hasta 26 personas e hirió a otras 20.

Kelley, un antiguo soldado procesado por maltrato a su primera esposa e hijastro, había amenazado a su nueva suegra, que solía asistir a la iglesia de Sutherland, aunque ese domingo no asistió. Este entró al templo equipado con un chaleco antibalas y un rifle Ruger AR-556, aunque acabó muriendo tras una intensa persecución con la policía a través del condado de Guadalupe.

Masacre de Sandy Hook
Durante años, la masacre de la Escuela Primaria de Sandy Hook ha sido una de las masacres con más víctimas de Estad0s Unidos. Este colegio, situado en Newtown, Connecticut, vivió el peor momento de su historia el 14 de diciembre de 2012 cuando, armado con el rifle de su madre Nancy (a la que había disparado previamente), el joven Adam Lanza, de 20 años, entró al colegio local y comenzó a disparar.

[«Corra, escóndase, pelee», los consejos que reciben los alumnos en Estados Unidos ante un tiroteo]

Entre las víctimas del joven se encontraban 20 niños, seis adultos, su propia madre y él mismo, que se suicidó en el acto tras cometer este asesinato masivo.

Niños afectados por la matanza de Sandy Hook en Newtown, Connecticut

REUTERS
Tiroteo de Virginia Tech
Por su parte, la masacre de Virgina Tech también ha sido uno de los grandes asesinatos de la historia norteamericana. El 16 de abril de 2007 Seung-Hui Cho, un estudiante surcoreano de literatura inglesa de 23 años, irrumpió en el Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia, y acabó con la vida de más de 33 personas.

Un ataque que fue planificado durante, al menos, tiempo en el que Seung-Hui Cho compró dos pistolas semiautomáticas. El atacante, que vivía en una de las residencias del campo universitario, fue una de las víctimas que perdió la vida en el tiroteo, mientras que al menos 29 personas resultaron heridas.

Se trata del peor ataque acontecido en una universidad en la historia de Estados Unidos.​

Matanza de la discoteca Pulse de Orlando
Los asesinatos sucedidos en la discoteca Pulse de Orlando (Florida) también dieron la vuelta al mundo por su carácter homófobo. En esta masacre, acontecida en un local gay, murieron 49 personas y otras 53 resultaron heridas.

Esa noche del 12 de junio de 2016, el joven Omar Mir Seddique Mateen, de 30 años, irrumpió en este recinto con un arma en la mano y comenzó a disparar a algunos de los presentes, en su mayoría de origen hispano. El autor del atentado, asociado al Estado Islámic

o, falleció también al ser abatido por la policía.

El mensaje de una de las víctimas asesinadas en la discoteca, Eddie Jamoldroy Justice, a su madre Mina dio la vuelta al mundo. Mientras ella lo llamaba para saber de su estado, él le escribió: «Se está acercando, voy a morir».

«Llámalos ahora, mamá. Estoy en el baño. Está viniendo. Voy a morir», dicen los mensajes de uno de los jóvenes asesinados en la masacre de la discoteca Pulse de Orlando

AP
Tiroteo de Las Vegas en 2017
Pero si ha habido un tiroteo que ha dejado huella en Estados Unidos ese fue el sucedido en Las Vegas en 2017. El pasado 18 de octubre de ese año, en torno a las 22.00 horas, Stephen Paddock, disparó contra los asistentes al festival de música country Route 91 Harvest.

Durante este ataque, perpetrado durante la actuación de cierre del cantante Jason Aldean, el tirador hirió a 851 personas

y asesinó a 59 víctimas presentes en el concierto desde su habitación en el piso 32º del hotel Mandalay Bay. Tras el tiroteo, Paddock, de 64 años, fue encontrado muerto por la policía en el hotel donde se encontraba alojado.

La gran cifra de heridos y fallecidos ha convertido esta tragedia en la peor masacre en los Estados Unidos desde el 11 de septiembre de 2001.

[¿Qué hacer en caso de un tiroteo?]​​