El Tribunal de París condena a Zemmour, candidato ultra, a pagar 10.000 euros por discurso de odio racial

0
16
El Tribunal de París ha condenado a Éric Zemmour, candidato de ultra derecha a la presidencia de la República, a 10.000 euros de multa por el delito de «incitación y provocación del odio racial».

Es la primera vez en la historia de la V República que un candidato a la jefatura del Estado es condenado a este tipo de delitos a cien días cortos de la primera vuelta electoral.

Zemmour ya había sido condenado en varias ocasiones por el mismo delito, y deberá ser juzgado por delitos semejantes dentro de poco.

El Tribunal de París justificó su condena por estas razones». «El señor Zemmour ha tratado de ladrones, asesinos y violadores, indiscriminadamente, a todos los jóvenes inmigrantes o crecidos en familias de inmigrantes. Con declaraciones tan difamantes, se pone de manifiesto su rechazo de la población inmigrantes ha franqueado desgraciadamente los límites de la liberta de expresión. De ahí su condena por el delito reiterado de incitación y provocación del odio racial».

Ante un grupo de periodistas europeos, la primera reacción de Zemmour fue despectiva: «La justicia no me quiere. Por eso me persiguen».

El 60% de los franceses ven peligrosas sus ideas
A la misma hora que el Tribunal de París hacía pública su sentencia, el vespertino ‘Le Monde’ publicaba un sondeo según el cual el 60 % de los franceses estiman que las ideas de Zemmour son «un peligro para Francia». Ante esa opinión muy mayoritaria, el candidato ultra conservador comentó a un grupo de periodistas europeos: «Yo no soy un candidato de consenso. Yo soy candidato para salvar Francia de la decadencia».

El otoño pasado, Zemmour llegó a situarse en tercera posición entre los candidatos y candidatas a la presidencia de la República, amenazando con eliminar a Marine Le Pen, candidata de extrema derecha, en la recta final de la campaña presidencial. Desde hace semanas, las posiciones ultra conservadoras de Zemmour han permitido una suerte de moderación relativa de Marine Le Pen, restando muchas intenciones de voto al candidato ultra.

En los últimos sondeos, Zemmour tiene un 13,5 % de intenciones de voto, detrás de Marine Le Pen, Valérie Pécresse (derecha) y Macron, el gran favorito. El candidato ultra conservador tiene más de diez puntos de ventaja sobre la candidata socialista, Anne Hidalgo, que sigue estancada con unas intenciones de voto que van del 2 al 4 %.