El «shoppertainment», la nueva tendencia en la venta online

Para entrar con fuerza en Europa, AliExpress encargó un estudio a Forrester Consulting, algo que Amazon no tuvo en cuenta al entrar en China, de donde debió retirarse tras la debacle en el mercado más tarde. La encuesta realizada a casi 15.000 europeos refleja que un 78% por ciento de los españoles está interesado en el ‘shoppertainment’, junto con un 59% en Reino Unido y un 67% en Francia. Es cierto que prácticamente la mitad de los encuestados tienen entre 29 y 45 años, por lo que la tendencia no refleja la voluntad general de ningún país.

¿Pero qué es el ‘

shoppertainment’? Se trata de una respuesta del mundo online a las actividades cada vez más creativas en las tiendas físicas, donde se llevan a cabo cócteles, cursos y pequeñas demostraciones. Del mismo modo, el comercio electrónico intenta acercarse al lector/televidente/cliente con propuestas que le aporten más allá de lo que un simple producto ofrece.

Esta tendencia creciente, y adoptada por muchos ya aunque no sepan de qué se trata, consiste en proponer experiencias interactivas al espectador online, ya sea con eventos trasmitidos por una web, videos de formación o juegos, para que el cliente potencial se sienta interesado, cómodo y finalmente compre.

Dónde nació el ‘shoppertainment’
Originado en China, el
‘shoppertainement
‘ es un tipo de comercio en streaming, absolutamente en vivo, que está conquistando a Europa. Se trata de una combinación de entretenimiento, venta online y estilo de vida que implica a los usuarios en un programa atractivo, algo que ha ganado popularidad con el confinamiento. El cliente se implica más si el tema es breve, si se aprende algo concreto y si lo presenta alguien a quien admira, y funciona sobre todo en la compra de elementos informáticos, de moda y de pequeños electrodomésticos.

Ya sea por AE Feed de Aliexpress o por Twitch -comprada por Amazon hace más de cinco años- o por cualquiera de las webs que emiten en streaming, redes sociales o juegos interactivos, este nuevo sistema se acerca a ‘millenials’ y público de la generación Z, el sector de población que ve menos anuncios televisivos.

Las recomendaciones de influencers varios y sus observaciones retrasmitidas se supone que a
umentarán las ventas, aunque esto quizás funciona más en China, donde los personajes más populares en las redes sociales incluso responden a centenares y miles de preguntas, que en Occidente. En las sesiones de streaming se trasladará una sensación de urgencia y ofertas limitadas para impulsar las ventas. Todo en pro de animar un comercio que está mustio y relativamente parado, pero cambiando drásticamente de formato.