El Plan de Empleo Forestal Local, dotado con 3,3 millones de euros, permitirá la creación de 330 empleos en el medio rural

El Consejo de Gobierno de la Junta ha autorizado al Servicio Público de Empleo de Castilla y León la concesión de subvenciones, por un importe total de 3,3 millones de euros, destinadas a financiar la contratación de desempleados en las nueve diputaciones provinciales para la realización de trabajos forestales y la adecuación de infraestructuras de uso público.

Las subvenciones, según ha explicado la consejera de Empleo e Industria, Carlota Amigo, tienen carácter plurianual y permitirán la creación de en torno a 330 puestos de trabajo, contribuyendo de este modo a la creación de empleo y a la conservación y el mantenimiento de las masas forestales de Castilla y León.

Además, la consejera cifra en el 40 por ciento el porcentaje de inserción laboral de los trabajadores contratados por las diputaciones en empresas privadas del sector forestal, y adelanta que el Banco Mundial se ha interesado en la iniciativa con el fin de extrapolarla a otros países.

Los destinatarios de las contrataciones serán trabajadores desempleados inscritos en el Servicio Público de Empleo de Castilla y León, siendo colectivos prioritarios los jóvenes menores de 35 años, especialmente los que carezcan de cualificación; los desempleados mayores de 45 años y las personas desempleadas de larga duración, especialmente con cargas familiares. A estos efectos se consideran parados de larga duración quienes hayan estado en situación de desempleo durante doce meses en los últimos 18 meses, así como los que hayan permanecido inscritos como demandantes de empleo no ocupados en el Servicio Público de Empleo durante 180 días en los nueve meses inmediatamente anteriores, si son personas mayores de 45 años o si están inscritos como trabajadores agrarios.

La subvención aprobada este jueves irá destinada a financiar los costes laborales de los trabajadores contratados, siendo el importe máximo a financiar por cada contratación de 10.000 euros por un periodo de 180 días a jornada completa. Asimismo, con el fin de facilitar liquidez para la ejecución del proyecto, la Junta anticipará el 50 por ciento de la cuantía comprometida a las entidades locales.

Además de facilitar la incorporación al mercado laboral de colectivos considerados prioritarios, con estos incentivos la Junta pretende colaborar con las diputaciones a la hora de prestar servicios públicos, de carácter supramunicipal o supracomarcal, vinculados a la realización de trabajos forestales y a la adecuación de infraestructuras de uso público. En este sentido, Amigo indica que gracias al pasado plan se actuó en 4.600 hectáreas forestales de la Comunidad.

De esta manera, con el fin de alcanzar una adecuada eficacia en los trabajos a realizar, los equipos se organizarán en cuadrillas con un mínimo de cuatro miembros, cada una de las cuales tendrá asignada un área de actuación que comprenderá determinados términos municipales. La determinación de tales áreas, así como la elaboración de la planificación de los trabajos a realizar, corresponderá a las diputaciones; mientras, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente colaborará en el diseño, la planificación y en la correcta ejecución de los trabajos.

Para la distribución de las subvenciones aprobadas se han utilizado criterios basados en la población, la tasa de paro provincial del año 2020, la superficie forestal y los incendios registrados en el último lustro, tratando de avanzar en la cohesión territorial y social y en los objetivos perseguidos por los trabajos medioambientales a desarrollar.

De acuerdo con estos criterios, León es la provincia que más fondos recibirá con 480.000 euros, seguida de Salamanca (420.000), Zamora (400.000), Ávila (380.000) y Burgos (370.000). Valladolid y Segovia son las provincias que menor cuantía recibirán, ambas con 300.000 euros, por detrás de Palencia (320.000) y Soria (330.000).