El paro baja en 2.273 personas en abril, segundo mes consecutivo de descenso

El número de parados inscritos en las oficinas de Empleo de Castilla y León cayó en 2.273 personas en el mes de abril, lo que supone vuelve a situarse por debajo de la barrera de los 170.000 desempleados, tras superarla en el mes de enero. En concreto, los desempleados son un total de 168.720 finalizado el mes de abril, según los datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social. No obstante, sigue siendo superior a hace un año, todavía en pleno confinamiento por la pandemia, cuando los parados sumaban en Castilla y León 166.354.

En términos relativos, en la Comunidad el comportamiento del paro cayó en abril un 1,33 por ciento respecto a marzo, cuando el pasado año subió un 8,98 por ciento (13.710 parados). La bajada es algo superior a la media nacional, que se sitúo en el 0,99 por ciento, es decirm 39.012 parados)utPor su parte, en el resto de España el paro bajó un 0,99 por ciento, con lo que la cifra de parados en el conjunto del país cayó en 39.012 hasta situarse en un total de 3,91 millones.

En comparación con abril de 2020, el paro registrado en Castilla y León aumentó un 1,42 por ciento (2.366 desempleados más), cuando el año pasado subió un 14,65 por ciento, el equivalente a 21.261 parados más. En España el aumento es del 2,07 por ciento (79.425 personas), y el año pasado la subida fue del 21,10 por ciento.

En todas las provincias excepto en Salamanca
El paro descendió en todas las provincias respecto a marzo, excepto en Salamanca, único territorio con un aumento intermensual del paro (del 0,38 por ciento) hasta alcanzar los 25.983. Por contra, el mayor descenso se registró en Soria, con una caída del 3,11 por ciento (-152), hasta los 4.580 desempleados.

Respecto a la tasa anual, se registraron incrementos en todas las provincias, salvo en Palencia, con una caída del 1,86 (-200).

Servicios, a la cabeza
En cuanto a los sectores, de los 168.720 desempleados de la Comunidad, 116.158 corresponden al sector servicios, 17.208 no han llegado a trabajar nunca; 14.697 a la industria, 10.361 a la agricultura y 10.296 a la construcción.

Por lo que respecta a los afiliados a la Seguridad Social en Castilla y León, aumentaron en 3.858 personas sobre marzo, lo que supuso un repunte del 0,34 por ciento y sitúa la cifra total de afiliados en la Comunidad en 903.453, según los datos ofrecidos por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.