El lamento de Obama tras el tiroteo en Texas: «Nuestro país está paralizado por un ‘lobby’ de las armas»

0
48
EE.UU. vuelve a sufrir una tragedia relacionada con un tiroteo en una escuela. Un joven de 18 años mató este martes a 19 niños y dos adultos en una escuela primaria de Uvalde, Texas, una pequeña localidad a una hora de la frontera con México.

Esta matanza se suma a otras como la de Columbine, Parkland o Sandy Hook. Este último caso ha sido el referido por el expresidente de EE.UU. Barack Obama para lanzar un mensaje de lamento por lo ocurrido e indignación por la situación que vive el país respecto al control de las armas.

Así, a través de varios mensajes en Twitter, Obama ha explicado que «casi diez años después de Sandy Hook -y diez días después de Buffalo- nuestro país está paralizado». «No por el miedo, sino por un ‘lobby’ de las armas y un partido político que no han mostrado ninguna voluntad de actuar de ninguna manera que pueda ayudar a prevenir estas tragedias», criticando al partido republicano.<blockquote class=»twitter-tweet»><p lang=»en» dir=»ltr»>We’re also angry for them. Nearly ten years after Sandy Hook—and ten days after Buffalo—our country is paralyzed, not by fear, but by a gun lobby and a political party that have shown no willingness to act in any way that might help prevent these tragedies.</p>&mdash; Barack Obama (@BarackObama) <a href=»https://twitter.com/BarackObama/status/1529264959577890818?ref_src=twsrc%5Etfw»>May 25, 2022</a></blockquote> <script async src=»https://platform.twitter.com/widgets.js» charset=»utf-8″></script>

«Ya es hora de actuar, de cualquier tipo de acción», ha añadido. «Y es otra tragedia -más silenciosa pero no menos trágica- que las familias tengan que esperar un día más».

Su mensaje también hace referencia al miedo de muchos progenitores. «En todo el país, los padres acuestan a sus hijos, les leen cuentos, les cantan nanas… y en el fondo les preocupa lo que pueda ocurrir mañana cuando dejen a sus hijos en el colegio, o los lleven al supermercado o a cualquier otro espacio público».

El control de las armas sigue generando controversia y división en Estados Unidos. Biden, durante su discurso tras el tiroteo, empleó un tono furioso al referirse al tema. «¿Cuándo, por el amor de Dios, nos vamos a enfrentar al lobby de las armas?», dijo, emocionado, al dirigirse a la nación desde la Casa Blanca.