El Gobierno argumenta que la ley impide que el Hospitalito sea para residencia de mayores

El pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha ha vuelto a afrontar un debate al respecto del uso residencial previsto para el Hospitalito del Rey, infraestructura en pleno Casco Histórico de Toledo que ahora irá a parar a pacientes de salud mental y no para la Tercera Edad, extremo ante el que el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha argumentado que en los últimos tiempos se han experimentado hasta 20 actualizaciones de la normativa de centros de mayores, lo que imposibilita dedicarlo a personas mayores de 65 años.

Según informa EP, desde la tribuna de oradores y para cerrar el debate, Fernández Sanz ha justificado igualmente el cambio de planes del Gobierno asegurando que es mentira la premisa utilizada por la oposición de que dedicar el centro a los mayores redundaría en beneficio de los vecinos del Casco, ya que, tal y como ha recordado, las plazas de gestión pública son de ámbito regional, razón por la cual podrían ser utilizadas por cualquier vecino de Castilla-La Mancha.

Incluso, ha recordado, un vecino del Casco que solicite plaza en un centro de mayores podría acabar «en Villatobas, en Santa Bárbara o en Azucaica». «No podemos decir que venimos a hacer una residencia nueva para las personas del Casco, esto es mentira», ha dicho.

A esto ha sumado que, en la actualidad hay hasta 59 plazas públicas vacantes en la ciudad de Toledo en recursos para mayores, y sólo ocho expedientes en lista de espera de personas que quieren acceder a plaza de centro de día, ninguna de ellas de residentes en el Casco.

«Hay muchas plazas sin cubrir. Hay que considerar objetivamente la necesidad no de un barrio concreto, sino de toda la región», ha dicho Fernández Sanz, quien a su vez ha reivindicado la necesidad de contar en la capital regional con un centro de referencia para salud mental.

«Creo que hay que centrar las cuestiones que nos han traído aquí. No debemos pervertir los debates en torno a lo que es importante. No podemos venir sólo a contar lo que nos interesa y abandonar el resto», ha afirmado el consejero.

Ciudadanos
De su lado, el diputado de Cs David Muñoz Zapata ha sido el primero en tomar la palabra en este debate para fijar la posición de su grupo parlamentario, reivindicando que el Hospitalito del Rey «tiene que ser para los mayores» cumpliendo así con las «promesas que se han dado a los ciudadanos durante tantos años».

Ha reparado en que hay multitud de recursos asistenciales para los mayores, desde centros de día hasta residencias, pidiendo buscar la mejor manera para adaptar esta instalación de cara a dar servicio a la Tercera Edad.

Recordando la pasada legislatura, ha citado varias intervenciones parlamentarias a lo largo de los últimos seis años en boca del Gobierno regional, que en repetidos ocasiones venía comprometiendo que el Hospitalito se dedicara a los mayores, desde la anterior consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, hasta el propio presidente regional, Emiliano García-Page.

Ahora la propuesta de Cs sometida a votación en el pleno reclama la apertura inmediata del centro, su uso para los mayores y buscar otro edificio para instalar un centro de referencia para salud mental, algo ante lo que el PSOE, si vota en contra, incurrirá en «contradicción consigo mismo».

«Les habla un ciudadano del Casco. Veo a diario a personas mayores, cada vez menos. Que pasean por las calles sin hacer fotos, que hacen la compra en el mercado de abastos, que se sientan en el Tránsito y en Zocodover, que llevan a sus nietos a los columpios del Paseo del Carmen y los que oyen misa en la Catedral. Son las personas que dan vida al Casco, y cada vez veo menos», ha lamentado.

Partido Popular
La diputada de Cs Gema Guerrero, de su lado, ha puesto sobre la mesa la postura aprobada por unanimidad en el Ayuntamiento de Toledo, también gobernado por el PSOE, y que reclamaba que el centro fuera para los mayores.

Ha dejado claro que no se oponen a que el Casco Histórico de Toledo tenga un centro de referencia de salud mental, pero ha lamentado que tras una década cerrado y tras 9 millones de inversión «se siguen incumpliendo promesas» con respecto al Hospitalito.

Incluso, ha reparado en que el propio presidente regional, Emiliano García-Page, hizo la promesa de dedicar el Hospitalito a los mayores siendo alcalde de la ciudad.

«En el Casco hay más de 2.000 personas mayores de 65 años. La apertura del Hospitalito supondría que la demanda de atención sociosanitaria de los mayores estuviese perfectamente cubierta sin necesidad de tener que marcharse fuera del Casco y desvincularse del entorno, de los vecinos, y de las viviendas», ha aseverado.

Ve fundamental un modelo «más personal» en cuanto a la atención a los mayores, que ha de ser «más familiar», por lo que quiere un modelo que «no genere desarraigo» de las personas a su entorno.

Ahora, ha criticado que se haya filtrado un informe que desaconseja dedicar el Hospitalito para los mayores por ser poco accesible».

Partido Socialista
El diputado del PSOE Antonio Contreras ha asumido la Portavocía del grupo en este asunto, y ha utilizado como argumento el hecho de que el PP en el Gobierno cerró «hasta 122 centros asistenciales».

Igualmente, ha recordado que fue en octubre cuando Emiliano García-Page dijo que este centro iba a ser dedicado a la salud mental. «Parece que ahora estamos más pendientes de ciertos ruidos que de otra cosa».

«Sabe perfectamente que las cosas cambian y la pandemia nos ha enseñado muchas cosas», ha reivindicado Contreras, que ha considerado que los centros residenciales tienen que ser accesibles, y los dedicados a mayores tienen que contar con 300 metros cuadrados de espacios ajardinados, algo que no presenta el Hospitalito.

La red pública de atención a mayores no es local, es regional, y las personas que acceden a las plazas lo hacen por proceso de adjudicación, algo que ha utilizado Contreras para dejar claro que tener un centro para mayores «no implica en que sean los vecinos de este barrio los que fueran a utilizar sus plazas».

«No confundan a la ciudadanía, no generen expectativas falsas», ha pedido Contreras a la oposición, quien ha abundado en la «imposibilidad» de dedicar este centro a los mayores para poner en valor el nuevo uso decidido por parte de la Junta.

Propuestas de resolución
En cuanto a las propuestas de resolución, el PSOE, por su parte, ha propuesto al pleno instar a la Junta a continuar desarrollando todas las acciones necesarias para que el Hospitalito del Rey se pueda convertir en una residencia comunitaria para personas con problemas de salud mental, con una atención interdisciplinar encaminada a atender sus necesidades las 24 horas del día durante los 365 días del año.

Igualmente, le piden financiar con criterios de objetividad, mediante la convocatoria de subvenciones a entidades locales para el desarrollo de programas y mantenimiento de plazas en centros de atención a personas mayores en Castilla-La Mancha, las plazas de esta naturaleza que decida ofertar el Ayuntamiento de Toledo.

Ciudadanos y PP, de su lado, replicaban la misma resolución que salió adelante por unanimidad en el Ayuntamiento de Toledo, reclamando la apertura inmediata del Hospitalito del Rey como residencia de mayores y centro sociosanitario de uso público, con plantilla de personal de carácter público, estable y de calidad «para optimizar la gran inversión realizada, con el objetivo de revitalizar el Casco Histórico de Toledo, y mantener a sus vecinos y vecinas de más edad en su entorno, mejorando así su vida diaria»