El español gana terreno en la nueva Casa Blanca

El español se hablaba en el territorio de lo que hoy es Estados Unidos casi un siglo antes del establecimiento de la primera colonia de ingleses en Jamestwon, en el actual estado de Virginia. El legado español es profundo y extenso, desde la toponimia de muchas ciudades -en especial, al oeste del Misisipí y en Florida- hasta la celebración de figuras históricas como Bernardo de Gálvez o fray Junípero Serra.

Hablan español más de 50 millones de estadounidenses, de largo el segundo idioma más hablado en el país, y los hispanos se convirtieron en las últimas elecciones en la minoría con más votos, por encima del electorado negro. El lugar que ocupa el español en la sociedad estadounidense lo ha recuperado esta semana en la Casa Blanca.

El miércoles, en cuanto Joe Biden juró su cargo como presidente de EE.UU., su Administración estrenó web, con nuevo diseño, nuevo logo y con el regreso de su versión en español. En enero de 2017, Donald Trump lo eliminó de la web de la Casa Blanca. En un principio, su equipo de comunicación aseguró que era una cuestión técnica que se subsanaría. Nunca ocurrió y el español se quedó sin sitio en la web y en las comunicaciones de la Casa Blanca.

Era un movimiento acorde al tono de la campaña electoral de Trump, que atacó a los inmigrantes mexicanos desde la presentación de su candidatura y alimentó a sus bases nacionalistas que ven al español como una amenaza. «EE.UU. es un país donde hablamos inglés, no español», espetó en un debate en primarias a Jeb Bush, que habla español y cuya mujer es mexicana. También se solidarizó con un restaurante -fue en campaña a comerse un bocadillo- que había sido criticado por colgar un cartel que decía: «Esto es América. Cuando pidas, habla en inglés».

Trump rehusó hablar en la lengua de Cervantes
Contra lo que hacen la mayoría de candidatos -también muchos republicanos- Trump rehusó a utilizar el español en su ascenso al poder. En su carrera por la reelección, sí hubo anuncios en español para ganarse el voto de Florida, donde conquistó a buena parte de las comunidades cubana y venezolana.

La web de la Casa Blanca tenía versión en español desde la presidencia de George Bush y ahora lo recupera, con una creciente presencia hispana en la Administración Biden. Se nota desde las palabras que pronunció en la investidura Jennifer López
a la elección de hispanos para puestos de responsabilidad. Biden ha elegido a cuatro para su Gabinete, incluidos dos departamentos decisivos: Alejandro Mayorkas será el secrtario de Seguridad Nacional y Xavier Becerra, en medio de la pandemia, el de Salud.