El abuelo del asesino de Texas vincula la matanza del autor a una discusión con su abuela, a la que también disparó

0
63
Salvador Ramos, el presunto autor del tiroteo que ha dejado 19 niños y dos profesoras muertos en una escuela de Uvalde, en Texas, actuó después de tener una pequeña discusión sobre la factura de la luz con su abuela, a la que también disparó

Así lo ha señalado el abuelo de Ramos, Rolando Reyes, de 72 años, que ha reconocido en ABC News que no tenía ni idea de que su nieto hubiera comprado dos rifles AR-15 o que los tuviera en su casa.

El autor de la matanza vivía con sus abuelos tras haberse peleado con su madre y ocupaba una de las habitaciones de la casa donde dormía en un colchón en el suelo, según ha revelado Reyes a ABC News. En su relato, ha explicado que no vio nada inusual que augurara lo que iba a pasar. Según él, el sospechoso tuvo una pequeña discusión con la abuela sobre la factura de teléfono.

Un chico solitario
El diario ‘The Washington Post’, que ha hablado con familiares y amigos del agresor, ha descrito a Ramos como un joven solitario que sufrió acoso escolar por sus problemas para hablar en la infancia y fue criado en un hogar desestructurado.

En los últimos años, había tenido reacciones violentas contra personas cercanas y también con desconocidos. La matanza tuvo lugar solo días después de cumplir la mayoría de edad. Cumplió 18 años el pasado 16 de mayo y solo seis días después compró de forma legal dos rifles del tipo AR-15.

Tuvo un accidente de tráfico antes de llegar a la escuela

Ramos irrumpió sobre las 11.37 hora local (16.37 hora GMT) en el colegio Robb Elementary de Uvalde tras tener un accidente de tráfico. Dentro de la escuela abrió fuego contra alumnos y profesores, antes de ser abatido por la policía.

Todavía se desconocen las motivaciones del joven y si entró en el centro educativo de manera fortuita por su cercanía con el lugar del accidente o si lo hizo intencionadamente.

Según el gobernador de Texas, Greg Abbott, Ramos había sido estudiante en el instituto de secundaria de Uvalde, donde la mayoría de estudiantes son hispanos. Si bien el nombre y apellido del asesino son hispanos, por el momento se desconoce cuál es su ascendencia.

Antes de entrar en el colegio, Ramos, que iba con un chaleco antibalas, disparó en casa contra su abuela, que fue hospitalizada en estado grave la noche del martes. Más tarde, el joven se montó en un vehículo y tuvo un accidente en las cercanías de la escuela Robb Elementary.

Fue en ese momento cuando las fuerzas de seguridad recibieron las primeras llamadas de alerta, indicando que un individuo armado con un rifle se dirigía hacia el colegio.

Cuando la policía llegó al edificio, el agresor abrió fuego contra los agentes y dos resultaron heridos. Acto seguido se adentró en la escuela, se metió en una clase y allí se atrincheró disparando contra los alumnos y dos profesoras.

Al final, un equipo especializado de la policía llegó al centro escolar, donde logró entrar en el aula y abatió a Ramos. El martes, el jefe policial del Distrito Escolar de Uvalde, Pete Arredondo, afirmó que Ramos actuó solo y no tuvo la ayuda de nadie.