Detenidos dos menores por robar los regalos de Reyes Magos escalando ocho pisos en casa de dos ancianos

Se trata de un suceso lamentable. No porque se haya cobrado alguna vida o el botín sea millonario; sino porque los dos desaprensivos detenidos por la Policía Nacional se apoderaron de los regalos de Reyes Magos que había en casa de dos ancianos para sus nietos.

El caso en cuestión se produjo la madrugada del 6 al 7 de enero, en el centro de Móstoles. Un coche patrulla de la comisaría de la ciudad vio sobre las 3 horas a dos adolescentes caminando con una actitud sospechosa. Intentaban evitar encontrarse con los agentes.

Los funcionarios no erraron en su diagnóstico. Porque, cuando les dieron el alto y les identificaron, comprobaron que los encartados, un marroquí de 15 años y un rumano de 17 (ambos residen allí con sus familias) portaban objetos que no eran suyos: una cartera con documentación de un hombre mayor, su teléfono móvil y las llaves de un piso.

Cuando los uniformados estaban comprobando su procedencia, llegaron a intentar escapar a la carrera, pero no lo consiguieron. Fueron engrilletados y las posteriores indagaciones arrojaron los detalles más sorprendentes.

Ambos chicos habían aprovechado la existencia de unos andamios de obra en un bloque de viviendas para ir escalando hasta un octavo piso. Se sospecha que fueron probando uno por uno hasta que dieron con el de sus víctimas, que fue el único en el que consiguieron entrar.

Ni cortos ni perezosos, arramplaron, además de con las llaves de la casa y la billetera, con los regalos que los Reyes Magos habían dejado justo bajo el árbol de Navidad y que sus nietos, muy pequeños, no habían podido ir a recoge aún: una peonza, un libro musical, una muñeca…

Lo curioso es que los detenidos no los llevaron consigo, sino que los escondieron en la azotea del mismo edificio, hasta que encontraran otro momento adecuado para recogerlos. Por suerte, la acción de los agentes de Seguridad Ciudadana de Móstoles evitó que el latrocinio se consumara.

Los arrestados han sido puestos a disposición de la Fiscalía de Menores.