Desconvocan a 1.400 menores de 60 que iban a recibir AstraZeneca

De la noche a la mañana, literalmente, 1.400 gallegos que iban a ser inoculados con el antídoto de AstraZeneca fueron llamados para anular la cita. La «posible relación» entre esta vacuna y los coágulos sanguíneos con niveles bajos de plaquetas detectada por la Agencia Europea del Medicamento está detrás de este parón en la inmunización, que afecta sobre todo a los empleados de colectivos esenciales que estaban participando de esta campaña. A todos ellos —docentes y personal de educación infantil y especial, centros de menores, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y servicio marítimo— se dirigió este jueves el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, para lanzar un mensaje de tranquilidad y confirmarles que sus citas serán reprogramadas.

Por áreas sanitarias, la reprogramación afecta a 220 personas de la zona de Coruña-Cee; 161 en Lugo, A Mariña y Monforte; 505 en Vigo; 400 en Santiago-Barbanza y 117 en Orense, Verín e O Barco de Valdeorras. En cambio, en las áreas de Ferrol y Pontevedra-O Salnés no se había programado la vacunación de colectivos esenciales. Hasta el momento, y a espera de conocer definitivamente en qué tramos de edad podrá inocularse el antídoto de AstraZeneca, el número total de dosis de este antídito administradas en Galicia asciende a 140.903.

Muchas de estas dosis se corresponden con una primera inyección en personas que estarían a espera de la segunda y ante las que ahora se abre un nuevo abanico de posibilidades: desde quedarse solo con esa dosis a recibirla de otra de las marcas autorizadas. Sobre la incertidumbre de su situación, Comesaña concretó ayer en una entrevista en la Radio Galega que la mayoría no tiene que recibir el segundo pinchazo hasta la primera semana de mayo, por lo que hay «margen» para tomar decisiones. Asimismo, el titular de Sanidade recalcó que la suspensión de la vacunación con AstraZeneca de menores de 60 años no afecta al colectivo «fundamental» al que se administra, el comprendido entre 60 y 79 años, donde el plan de inmunización sigue la hoja de ruta prevista.

En relación a las jornadas de vacunación masiva desarrolladas esta semana en toda la Comunidad, el responsable de Sanidade avanzó que se impedirá el acceso a los recintos con una gran antelación para evitar las aglomeraciones de los primeros días. Además, achacó a problemas de contacto o a la imposibilidad para desplazarse al punto de vacunación en la hora establecida para la cita la ausencia de algunos de los convocados, por lo que señaló que durante esta semana se llamará de nuevo a las personas que no se presentaron.

Pese a estas excepciones, el conselleiro aseguró que los datos de asistencia a los procesos de vacunación «son buenos» y reveló que tras un arranque más tibio, la afluencia se incrementó este miércoles en relación al día anterior.