Clearbot, el dron acuático capaz de recoger una tonelada de plástico diario gracias a la IA

0
59
La tecnología tiene como objetivo hacerle la vida lo más cómoda posible al usuario. Y, gracias a su uso, también es posible mejorar la situación en la que se encuentra nuestro planeta. Precisamente, ese es el objetivo de Clearbot Neo, un dron acuático -desarrollado por la startup de Hong Kong
Open Ocean Engineering
– capaz de recoger una tonelada diaria de plástico. El dispositivo, además, funciona de forma completamente autónoma, sin que sea necesario que haya un usuario a los mandos- gracias al uso de una inteligencia artificial desarrollada gracias a Microsoft.

El dron, de tres metros de largo e impulsado por un motor eléctrico, comenzó a ser diseñado en 2019. Es capaz de limpiar ríos, lagos y mares gracias a una cinta trasportadora que lleva los residuos que recoge hasta un contenedor ubicado en su popa. También cuenta con una botavara diseñada a medida para hacer frente a derrames localizados de petróleo y combustible, permitiendo capturar hasta 15 litros de líquidos contaminantes diarios.<iframe width=»560″ height=»315″ src=»https://www.youtube.com/embed/-1ELfF9gcrw» title=»YouTube video player» frameborder=»0″ allow=»accelerometer; autoplay; clipboard-write; encrypted-media; gyroscope; picture-in-picture» allowfullscreen></iframe>

Clearbot también recopila grandes cantidades de datos mediante un sistema de detección con dos cámaras. La primera examina la superficie del agua para que el bot pueda identificar la basura y evitar la vida marina, otras embarcaciones y cualquier peligro existente, lo que lo convierte en un «dispositivo seguro y versátil para el trabajo en ríos y puertos», según apuntan desde Microsoft.

La segunda cámara está destinada a fotografiar cada residuo capturado por la transportadora y transmite su imagen y ubicación GPS al sistema de cumplimiento de datos de la empresa, que está alojado en la plataforma Azure de Microsoft. Estos datos se combinan con diferentes variables, como la información sobre mareas y corrientes marinas, para que los biólogos y las autoridades marinas puedan identificar correctamente las fuentes de la basura. Igualmente, los datos de calidad del agua también se registran en la nube.

Por el momento, el dron solo ha podido ser testado en Hong Kong. Sin embargo, la startup detrás de su fabricación espera que, más pronto que tarde, el dispositivo llame la atención de gobiernos, empresas y organizaciones no gubernamentales de todo el mundo.