Canarias, unida y consternada, llora a Olivia Gimeno

Canarias llora a Olivia Gimeno, la niña desaparecida en Tenerife y a la que durante 45 días toda España ha querido encontrar viva junto a su hermana Anna, de 1 año.

Todas las administraciones públicas y partidos políticos, representantes del Ejecutivo canario, insulares y locales han mostrado su apoyo a la madre y la familia de las pequeñas con un minuto de silencio simultáneo en toda la comunidad a las 12 horas.

Un minuto de silencio y de dolor por una despedida que ha desgarrado a la sociedad canaria, que mantenía la esperanza, al igual que la madre de las niñas, Beatriz Z., en que finalmente habría un desenlace feliz para esta familia tinerfeña. La violencia vicaria y machista se ha cobrado una nueva víctima, mientras el buque oceanográfico ‘Ángeles Alvariño’ se mantiene en la zona con las labores de rastreo del fondo marino.

Esperanza hasta el final
El delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, se ha mostrado consternado porque «todos teníamos la esperanza de que estuvieran en tierra, escondidos pero nunca este desenlace tan trágico para todos», ya que a pesar de que no había datos que pareciesen indicar una fuga se mantuvo la otra línea de investigación.

«Siempre nos agarramos a la esperanza«, ha dicho.

Como ha asegura, «tenemos los medios también, ese barco oceanográfico ha hecho un trabajo extraordinario», y «ojalá la investigación logre encontrar a la otra niña para que esa familia pueda descansar«.

El barco «estará al menos hasta el lunes», y ha informado que le he agradecido personalmente al secretario general de Ciencia e Investigación el gesto que tuvo de mantener el buque«, que estaba previsto salir este lunes y ha permanecido esta semana y estará hasta, al menos, el lunes próximo.

Ya veremos si se queda unos días más, ha señalado.

Imagen difundida en redes en señal de apoyo a la familia

Instagram
En este momento, «lo importante es el acompañamiento» y ha agradecido a la población canaria y a los medios de comunicación el apoyo a la familia. «Lo único que se puede hacer, humanamente, es acompañar a quienes están sufriendo un drama tremendo».

Lo demás «es una investigación judicial, se van abriendo datos y esperamos que las labores de investigación den fruto, con equipos muy comprometidos«. Ante el supuesto hallazgo de los cuerpos de Anna y Tomás, que desmintió el TSJC, ha pedido que no haya especulaciones porque «aunque son con buena intención, aseguremos la información» porque «podemos ocasionar más dolor». Vamos a confiar en la investigación y que esta dé sus frutos.

Ha agradecido además el gesto de los medios de comunicación y la sociedad canaria de «acompañar a la familia de Beatriz, Anna y Olivia» que es una reacción que «demuestra los valores de nuestra sociedad«.

He podido conocer a la madre, y me imagino el «inmenso dolor de ella, de sus abuelos, de sus tíos, es tremendo«.

La investigación es secreto de sumario y «hay que respetar a la autoridad judicial que la ha decretado».

«Quedan días muy duros«, ha concluido.