Bolaños despacha su ronda con los portavoces sin mencionar al CGPJ, que queda aparcado a septiembre

A Félix Bolaños le gusta presentarse como un hombre de pactos. El jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, ha recurrido a él en los últimos años como negociador para asuntos de calado variado. Con resultados muy dispares en su haber, el nuevo ministro de la Presidencia aparece ahora como el interlocutor principal de La Moncloa con el resto de partidos, y responsable último de que el Ejecutivo preserve la frágil mayoría que le sustenta.

De momento no hay síntomas de que bajo su tutela vayan a producirse cambios significativos. Este miércoles el Gobierno vio como muchos de sus socios le daban la espalda en la convalidación del decreto de interinos. Y solo una negociación a la carrera con ERC le permitió… Ver Más