Bildu, tras reunirse con el Gobierno: «Tenemos la oportunidad de cambiar el rumbo de este Estado»

El Gobierno de España ha dado hoy inicio formal a sus negociaciones presupuestarias con Bildu, la vieja Batasuna, reconvertida en una fuerza «progresista» y potencial aliada de Pedro Sánchez. Su vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, ha sido el encargado de recibir en sede ministerial a sus portavoces parlamentarios, Mertxe Aizpurua y Oskar Matute, para abordar la negociación de los Presupuestos Generales del Estado. Un canje al que Arnaldo Otegui ya le ha puesto precio: beneficios para los presos de ETA y otras concesiones «territoriales».

loading...

La reunión, inédita en estos 42 años de democracia, abre una nueva era entre el Ejecutivo central y los representantes de la vieja Batasuna, autoproclamados como socios estratégicos de La Moncloa.

Antes, Iglesias se ha entrevistado con el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, al que pretende sumar en la ecuación para sacar adelante el proyecto presupuestario del Gobierno sin tener que contar con Ciudadanos.

Al término de los dos encuentros, fuentes de la Vicepresidencia de Derechos Sociales han informado de que Iglesias constata «la buena disposición» de ERC y EH Bildu para «el diálogo y la negociación» y para«mantener la estabilidad de la legislatura”. El flanco de Unidas Podemos en el Gobierno de coalición apuesta por reeditar la mayoría de la investidura sumando a ERC y Bildu para aprobar los Presupuestos. El portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, lo dejó claro esta mañana: «Es la mayoría lógica» y es «la que ha dado estabilidad». Aunque el PSOE apuesta por «ampliar la base» con un acuerdo transversal que agrupe a ERC y Ciudadanos.

Las reuniones del vicepresidente segundo con Rufián, primero, y con Aizpurua y Matute, después, han durado en torno a una hora cada una. Voces del entorno de Iglesias han aclarado que se trataba de un «gesto» con los dos grupos separatistas. Para testar su disposición de cara a la negociación de los Presupuestos y otros asuntos de la legislatura. No obstante, desde Podemos insisten en que no era una reunión para hablar directamente del apoyo a las cuentas públicas porque todavía no está cerrado el borrador que negocian PSOE y Unidas Podemos en el seno del Gobierno.

AYÚDANOS A CRECER Y MANTENERTE INFORMADO

«Hay predisposición»
La portavoz de Bildu ha asegurado que la suya ha sido «una reunión fructífera», centrada en la gestión de la crisis de la pandemia, aunque ha avisado de que el acuerdo presupuestario trascenderá lo estrictamente económico y social. «Estamos hablando en este momento más que de unos meros Presupuestos», ha afirmado. «Hay una cuestión que incide más en el Estado español, tenemos la oportunidad de que se cambie el rumbo de este Estado y se solucionen de una vez por todas todos los problemas pendientes, que se adopten las soluciones pertinentes», ha sido su declaración inicial tras reafirmarse en que Bildu está dispuesta a «dialogar y acordar» las cuentas del Gobierno.

Preguntada por los periodistas que esperaban a la salida de la reunión, la portavoz de Bildu ha rechazado que esta negociación sea un canje de «Presupuestos por presos»; «No es la que contemplamos en absoluto», ha negado, aunque acto seguido ha insistido en que sus ejes de acción son: «políticas progresistas», como la derogación de la reforma laboral del PP, «avanzar para solucionar el problema territorial» y «una solución a los presos».

En este último punto, ha asegurado que Bildu no reclama «nada extraño», sino algo «tan básico» como que «se respete la legislación ordinaria penitenciaria» y se acabe con la política de dispersión de quienes cumplen condena por terrorismo, que la vieja Batasuna tilda de «vengativa y de excepción».

«Hay predisposición» a un cambio de esa política penitenciaria por parte del Ejecutivo, ha contestado Aizpurua.

Su compañero, el diputado Oskar Matute, ha inidido en que el Gobierno de PSOE y Podemos debe optar por los socios de investidura -ERC y Bildu se abstuvieron- y salir del «bucle neoliberal» al que a su juicio les llevaría pactar con Ciudadanos.

Desde la Vicepresidencia del Gobierno también apuntan a que Iglesias, ERC y Bildu han compartido «la conveniencia de fortalecer el diálogo como instrumento para abordar la crisis territorial».

loading...