Arrimadas critica que el CIS siga haciendo encuestas electorales en Madrid y propone que las pague el PSOE

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha criticado que los encuestadores del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) sigan preguntando por intención de voto en la Comunidad de Madrid ante las elecciones del 4 de mayo, cuando desde este jueves está prohibido publicar sondeos, y ha propuesto que el PSOE «ponga de su bolsillo» el dinero que cuestan estos estudios.

«Qué vergüenza lo que estamos viendo con el señor Tezanos y con el CIS, tienen la cara de hormigón armado. Que nos digan cuánto dinero público se han gastado desde el CIS para hacer encuestas en un momento en el que ya no se deben hacer encuestas y que lo ponga el PSOE de su bolsillo, que ya está bien de hacernos pagar a todos los españoles sus encuestas internas», ha manifestado.

En una rueda de prensa telemática en la sede de Cs, Arrimadas ha defendido que el PSOE debería costear estos sondeos «por vergüenza y por dignidad» y ha exigido al partido del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que «deje de utilizar los recursos y las instituciones públicas para hacer campaña» o para «ahorrarse dinero» de sus gastos electorales.

El Centro de Investigaciones Sociológicas ha explicado que estas encuestas que está llevando a cabo son un trabajo habitual justificado en criterios científicos y ha negado que los datos obtenidos se estén proporcionando al PSOE o al Gobierno.

La Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) impide publicar y difundir encuestas en los cinco días previos a unos comicios, pero la prohibición se limita a la difusión y no impide que se siga realizando trabajo de campo.

Voto por correo
En cuanto a la petición del PP a la Junta Electoral Provincial de Madrid para que compruebe que Correos está cumpliendo la legalidad en relación con el voto por correo y a la solicitud de Vox de que se conserven los votos emitidos por este sistema para un segundo recuento, Arrimadas ha dicho que ella no va a transmitir «un mensaje de desconfianza generalizada sobre el voto por correo».

«Hay muchas personas» que han elegido esa vía para votar en las elecciones de la Comunidad de Madrid y «lo que no puedo hacer es lanzar un llamamiento de desconfianza o de enmienda a la totalidad de la gestión del voto por correo», ha declarado.