Al menos 89 yihadistas muertos en operaciones antiislamistas en Egipto

El Ejército egipcio anunció la muerte de 89 yihadistas durante las operaciones antiislamistas realizadas durante las últimas horas de ayer domingo en la región del norte del Sinaí, una región donde un grupo afiliado al Daesh ha estado activo durante casi una década. En las operaciones también murieron ocho militares egipcios.

«Las operaciones han desembocado en la muerte de 89 insurgentes «takfiri», en su traducción: «muy peligrosos», según un comunicado oficial del Comando General de las Fuerzas Armadas publicado y recogido por el Diario ‘Al Ahram’.

«Como resultado de los valientes esfuerzos para perseguir y derrotar a elementos terroristas en las áreas de operaciones, ocho héroes de nuestras Fuerzas Armadas han fallecido», añade la nota.

Ataques en el Sinaí
El comunicado detalla que las fuerzas militares se incautaron 73 ametralladoras, 140 cargadores, 5.606 balas, 34 dispositivos de comunicación inalámbrica, drones con visión nocturna y cámara, teléfonos celulares, una computadora portátil y sumas financieras. Además, 52 vehículos y 59 motos, que fueron utilizados por los «takfiris», fueron destruidos por las Fuerzas Armadas durante los operativos y se han desmantelado unos 404 artefactos explosivos y cuatro cinturones suicidas.

También destruyeron 13 entradas de túneles que se usaban para infiltrarse en la región del norte del Sinaí, que tiene fronteras con la Franja de Gaza e Israel.

Todas estas cifras se enmarcan «en el último período», sin dar más detalles sobre el lapso en el que se produjo la ofensiva, que forma parte de «los esfuerzos para perseguir y vencer los elementos terroristas».

Cientos de policías y militares y más de 1.000 civiles han muerto en los cuatro últimos años de insurgencia islamista en Egipto, principalmente en la región del Sinaí, donde opera Provincia del Sinaí. Hasta noviembre de 2014 el grupo armado era conocido como Ansar Bait al Maqdis, si bien cambió su nombre cuando juró lealtad al grupo yihadista Daesh.

Los ataques de militantes islámicos comenzaron a extenderse en el norte del Sinaí después de que el Ejército derrocara al presidente Mohamed Mursi de los Hermanos Musulmanes en 2013. En febrero de 2018, el Gobierno de Egipto lanzó una operación a nivel nacional contra militantes islamistas, principalmente centrada en el norte de Sinaí y el desierto occidental del país. No se dispone de un registro oficial con el número de muertos, porque el norte del Sinaí está fuera del alcance de los periodistas.