Tony Jin Yong: «Actualmente, los dispositivos de Huawei no tienen componentes norteamericanos»

Hoy se celebró en Madrid el tradicional almuerzo de Navidad de Huawei con la prensa. Durante el mismo, Tony Jin Yong, CEO de Huawei en España y Portugal, respondió a todas las cuestiones planteadas por los asistentes, incluso a las más incómodas. A continuación ofrecemos un resumen de sus declaraciones más importantes.

¿Podría decirnos cómo han ido los ingresos de las tres divisiones más importantes de Huawei?

Los resultados van bien, con una previsión de crecimiento de más del 20% para este año. En Consumo, las cifras se mantienen, mientras que en Empresas esperamos tener un mayor crecimiento, con divisiones como Solar creciendo hasta cinco veces. Hablamos de cuentas saludables basadas en una continua apuesta por la innovación.

¿Cómo ha variado la cuota de Mercado de Consumo de 2018 a 2019?

El resultado es muy similar entre 2018 y 2019. En ambos años Huawei ha estado por encima del 20%. A finales del pasado año, se podía hablar de un 25% y, a principios de este, del 27%. La situación internacional ha tenido un impacto en ello, pero aun así Huawei mantiene una posición relevante y significativa en el mercado. Nuestra apuesta se enfoca en seguir ofreciendo una mejor experiencia de usuario y ofrecer más opciones y alternativas.

¿Qué novedades hay con respecto al supuesto veto a Huawei por parte del Minsterio de Defensa español?

Huawei no ha recibido ningún tipo de notificación sobre restricciones por parte del Ministerio de Defensa en relación al uso de ninguno de sus dispositivos móviles. Huawei no ha sido vetado por el Ministerio de Defensa. Este hecho no tendrá un efecto significativo y, por nuestra parte, contamos con ejemplos muy positivos de nuestra estrecha colaboración con el Gobierno, como la reciente presentación del proyecto piloto 5G en Sevilla con Vodafone, que es un proyecto financiado por Red.es, o la colaboración que hemos realizado con la Guardia Civil en la celebración de su 175 aniversario, y con los principales teleoperadores de nuestro país.

¿Diría entonces que las cosas van bien en España?

Contamos con una larga experiencia en España y somos parte de la sociedad, que ha reconocido nuestros productos y servicios, así como nuestras mejoras e innovaciones. El año 2019 ha sido un año complejo, pero, en este periodo, agradecemos vuestro apoyo, contactándonos proactivamente cuando se han producido acontecimientos con el objetivo de contar la verdad a la gente.

¿Cómo saldrá Huawei de la crisis comercial con los Estados Unidos? ¿Cuál es la percepción desde dentro?

Puedo decir que la compañía está tranquila y que incluso ha reforzado la confianza y su capacidad de desarrollo para el futuro. Somos la única compañía en el mundo capacitada para superar una situación de este tipo. Contamos con una red de 3 mil millones de consumidores y eso es una gran responsabilidad para nosotros, lo que supone un constante esfuerzo en innovación y desarrollo para ofrecer el mejor servicio gracias a nuestras potentes capacidades. Los mayores retos son a corto plazo y estamos seguros del brillante futuro que seremos capaces de ofrecer a nuestros socios y clientes.

¿Cuál es su valoración con respecto al veto de los Estados Unidos, que se prolonga de nuevo otros tres meses?

Los recientes acontecimientos no han tenido un impacto significativo en el negocio de Huawei. La relación entre Huawei y las operadoras no se ha visto condicionada por estas actuaciones. Somos una compañía privada, ajena a las situaciones políticas, y nuestras intenciones se basan, por encima de todo, en tener nuestras propias capacidades para traer innovación a nuestros clientes, trabajar por la educación, la ciberseguridad y la inclusión. Hacemos lo nuestro lo mejor posible y nos olvidamos del resto.

¿Qué nivel de dependencia tienen ahora mismo los productos de Huawei de los componentes fabricados por empresas norteamericanas?

Somos independientes de EE.UU. en el área de redes de telecomunicaciones. En el área de consumo, hasta hace unos meses nuestros teléfonos inteligentes contaban con un 1% de componentes americanos, pero en la actualidad dependen en un 0% de componentes fabricados Estados Unidos. Nuestra intención es seguir trabajando junto con Google para el sistema operativo, y si nos dejan seguiremos comprando componentes y software. Pero si no nos lo permiten, estamos preparados para implementar nuestro propio sistema operativo.

En el caso de que la prohibición continúe y Huawei tenga que vender productos sin Google, ¿Piensa que el sistema operativo de Huawei podrá competir con Google en capacidades, y sobre todo en cuanto a la preferencia de los usuarios?

Actualmente estamos vendiendo smartphones como el Mate 30 Pro. Este «smartphone» no tiene los servicios de Google preinstalados, sino la interfaz de Huawei EMUI 10 sobre Android Open Source. Es muy difícil predecir cómo responderá el mercado. Seguiremos trabajando para mejorar el ecosistema. Por eso nuestro plan de incentivos para desarrolladores es tan importante, para inspirar a los desarrolladores y que nos apoyen. Actualmente en Europa no tenemos alternativa, y eso no es algo que se construya en unos pocos meses, sino en varios años. En el futuro tendremos más opciones a disposición de los usuarios.

¿Tendremos el próximo año algún terminal de Huawei con su propio sistema opertivo?

Podría ser el próximo P40, que será el terminal «flagship» que lanzaremos en marzo de 2020. No obstante, no sabemos aún cuándo estará disponible nuestro sistema operativo para los nuevos dispositivos.