Rosa María Payá lamenta que se prohíba a los Reyes reunirse con los opositores en Cuba

Rosa María Payá, hija del fallecido líder opositor cubano Oswaldo Payá, lamenta que se prohíba a Don Felipe y Doña Letizia reunirse con los opositores durante su próximo viaje a la isla y considera que la «visita guiada de la mano del dictador de turno y su general en jefe sería pura y lamentable complicidad con los verdugos del pueblo cubano».

En una carta dirigida a Sus Majestades y a la que ha tenido acceso ABC, Payá explica que si el pueblo cubano «pudiese recibirlos libremente», sería «un honor» que los Reyes «distinguieran el 500 Aniversario de La Habana con su presencia», pero, de acuerdo con el viaje previsto entre el 11 y el 14 de noviembre, «no estarán visitando al pueblo cubano, sino a sus represores». «Visitarán a los dictadores y a sus títeres, que mantienen más de 130 prisioneros políticos y que hace un mes ordenaron el arresto de José Daniel Ferrer García, el opositor más activo en la Isla -señala en su misiva-. Hoy esta siendo torturado brutalmente al punto de haber perdido buena parte de su visión, su peso corporal y hasta la voz».

La activista por los derechos humanos pone el foco en el papel de los Reyes, a pesar de que la decisión de viajar a la isla en esta visita de Estado y la organización de la misma corresponden al Gobierno de España, presidido por Pedro Sánchez. Precisamente, no muchos cubanos distinguen las atribuciones de la Corona y del Ejecutivo en la monarquía parlamentaria española, un hecho que amenaza con distorsionar la imagen de Sus Majestades en esta visita.

«El Rey y la Reina de España saludarán a los corruptos que llevan 60 años dirigiendo y arruinando un país sin haberse sometido jamás a elecciones libres, justas y plurales», continúa. Más aún, señala, «se reunirán con los cabecillas del régimen que influye más directamente en «las actuales corrientes de desestabilización de los sistemas políticos» de Hispanoamérica».

«Lo opuesto a los valores que defiende Europa»
Payá sí critica al Ejecutivo de Sánchez cuando dice: «Es incomprensible, que, en nombre de dudosos intereses comerciales, el gobierno español decida premiar precisamente al régimen que encarna lo opuesto a los valores que Europa defiende», subraya. Para la activista, es «muy lamentable que Sus Majestades participen del intento de normalizar un orden político que está en las antípodas de la democracia y a sus ilegítimos representantes».

A su juicio, «Sus Majestades tienen la oportunidad de tomar partido por el pueblo cubano, y no ir a visitar a los dictadores, o exigir antes de llegar la liberación inmediata de José Daniel Ferrer y los tres activistas detenidos-desaparecidos, reunirse con ellos y con todos lo que sus majestades tengan bien. Hablarle directamente al pueblo cubano, porque “el estado” lleva más de medio siglo en manos de tiranos».

Al concluir su escrito, la activista apunta que «los cubanos queremos recordar a rey Felipe VI y la reina Letizia de España por tener la grandeza de hacer lo correcto».