Más cerca de la píldora anticonceptiva mensual

A la espera de la llegada de la tan ansiada ‘píldora anticonceptiva masculina’, los expertos se afanan en conseguir un anticonceptivo que tenga una duración más prolongada y que no precise su ingesta diaria. Las píldoras anticonceptivas orales diarias permiten a las mujeres controlar su fertilidad, pero este método anticonceptivo es muy dependiente, ya que obliga a tomar la píldora a la misma hora todos los días.

Informes recientes muestran que casi la mitad de las mujeres que toman un anticonceptivo oral reconocen haber ‘olvidado’ al menos una dosis durante un período de tres meses. Entre las mujeres que usan píldoras anticonceptivas orales, la probabilidad de embarazo es de aproximadamente el 9 por ciento cada año.

Ahora, un equipo de investigadores del Hospital Brigham and Women’s y el MIT (EE.UU.) está diseñando un nuevo método para ayudar a mejorar la adherencia y reducir el riesgo de embarazo al ofrecer un anticonceptivo oral que se puede tomar una única vez al mes. En modelos preclínicos, han logrado por primera vez píldoras de liberación lenta que pueden residir en el estómago durante días o semanas. Los resultados se publican hoy en «Science Translational Medicine».

Comenzamos trabajando sobre la liberación prolongada de medicamentos de tratamientos para la malaria, la tuberculosis y el VIH, pero decidimos abordar también la planificación familiar

«Nuestra cápsula representa un avance importante para obtener un anticonceptivo mensual», apunta el coautor del autor, Giovanni Traverso. «Comenzamos trabajando sobre la liberación prolongada de medicamentos de tratamientos para la malaria, la tuberculosis y el VIH, pero decidimos abordar también la planificación familiar. Queríamos ayudar a empoderar a las mujeres con respeto al control de la fertilidad».

Sistema de duración prolongada – Hospital Brigham and Women’s y el MIT

El equipo diseñó un sistema de entrega de medicamentos que consta de seis brazos unidos por un núcleo con revestimiento elástico. Los brazos se cargaron con el anticonceptivo oral, levonorgestrel, y se plegaron en una cápsula que se puede tragar. Una vez en el estómago, los brazos se despliegan y tienen un espacio que es más grande que la apertura del píloro humano, lo que ayuda al sistema a permanecer en el estómago donde puede liberar el medicamento con el tiempo.

Los brazos se cargaron con el anticonceptivo oral, levonorgestrel, y se plegaron en una cápsula que se puede tragar

Los investigadores probaron la concentración de anticonceptivos orales en un modelo de cerdo y evaluaron la presencia del medicamento en el torrente sanguíneo de los animales que recibieron la forma de liberación prolongada versus una tableta de liberación inmediata. En el segundo caso, la dosis disminuyó gradualmente después de seis horas, mientras que, en el caso de la liberación prolongada, el equipo observó concentraciones del medicamento de, al menos, 29 días.

Los investigadores están ahora trabajando para llevar la píldora de liberación prolongada a ensayos en humanos.