Las puertas que dan acceso al Distrito Nacional

Acceder al Distrito Nacional, espacio geográfico que acoge a los tres poderes del Estado y concentra las sedes de empresas locales y multinacionales, así como las principales universidades del país, se vuelve traumático en distintas horas del día.

Sus entradas, por lo general, se tornan caóticas, ya que todas no ofrecen la mejor cara de los 91.6 kilómetros cuadrados que guardan en sus adentros cultura, historia y desarrollo económico.

Para este trabajo se visitaron las 6 principales entradas para verificar las condiciones en las que se encuentran e inspeccionar las señalización que poseen.
La entrada por los puente Juan Pablo Duarte y Juan Bosch es recibida por la recién remozada Plazoleta La Trinitaria. La obra conllevó una inversión aproximada de RD$19.5 millones.

Sobre las insalubres aguas del río Ozama se extiende el Puente Flotante, que también conecta el Distrito Nacional con Santo Domingo Este por la avenida Francisco Alberto Caamaño.

El puente Francisco J. Peynado es la conexión de Santo Domingo Norte y el Distrito Nacional. A la izquierda de la entrada, la bienvenida la da el mercado de frutas y tubérculos y los vendedores que llevan hasta el cristal del vehículo los productos comercializados.

Al llegar por la zona Oeste de la provincia, la imponente Plaza de La Bandera se alza a la vista. En su perímetro se muestran numerosos mástiles con banderas de República Dominicana.

Otra forma de conexión del Distrito Nacional con Santo Domingo Oeste, es la Autopista 30 de Mayo, que comunica con otras regiones del Sur.

Uno de los principales accesos al Distrito Nacional es el Kilómetro 9 de la Autopista Duarte, ya que recibe a las personas que llegan de la región Norte, una de las más prósperas del país, y lo conecta con el municipio de Santo Domingo Oeste.

Plazoleta La Trinitaria

El estudio “Volúmenes de Tráfico Vehicular y de Personas en Puentes, D.N.” indica que por los puentes Duarte y Juan Bosch, en un día promedio, se moviliza al Distrito 61,712 vehículos, moviendo 109,972 personas. Es la única vía de acceso a Santo Domingo con letreros de señalización en concreto que identifica el paso a la metrópolis. Además, por la lozanía de su parque, se encuentra en buen estado, con brillantes colores y con seguridad para resguardarlo.

Puente Flotante

El promedio de vehículos que transitan en un día es de 14,793, moviendo 30,901 personas. Los letreros de señalización se encuentran desgastados por la inclemencia del sol y la lluvia, condición que no opaca la hermosa vista que ofrece la Ciudad Colonial a su fondo.

Kilómetro 9 de la autopista Duarte

Al día transitan 45,668 vehículos, 174,224 personas. Es una de las entradas más arrabalizadas, en donde impera el desorden y la basura. Los vendedores ambulantes se han apoderado de la parte baja del puente peatonal e inclusive del mismo puente, estableciendo ahí sus negocios de ventas de todo tipo de productos, desde alimentos elaborados hasta expendio de artículos para el hogar.

Autopista 30 de Mayo

Al día entran por esta vía 29,878 vehículos lo que representa 78,716 personas. No existe ninguna señalización que muestre el paso de un municipio a otro.

Río Isabela

En el día transitan 52,304 vehículos, moviendo 132,315 personas, sin incluir a las que se movilizan en el Metro de Santo Domingo por un puente paralelo. En horas pesadas del tránsito atravesar la vía de enlace puede tardar hasta 40 minutos, y es que es uno de los puentes de dos carriles y no existen vías alternas

Prolongación 27

En esta entrada convergen las avenidas 27 de Febrero y Gregorio Luperón. Al momento del recorrido se pudo observar gran cantidad de vendedores en los semáforos. Dependiendo la hora, se puede durar hasta 10 minutos para lograr pasar las vías.