AMCHAMDR pide priorizar el comercio exterior e integrar a RD como plataforma de Nearshore

La Cámara Americana de Comercio de la República Dominicana (AMCHAMDR) se propone posicionar a la República Dominicana como una plataforma de producción de Nearshore, integrada a la cadena de suministro norteamericana, lo que declara como uno de los retos que persigue de cara a su 96 aniversario.

Así lo plantea en un comunicado de prensa su vicepresidente ejecutivo, William Malamud, quien en el marco de la celebración del 96 aniversario de la entidad analizó las transformaciones más relevantes que ha afrontado el país en materia de comercio, inversiones y seguridad jurídica.

“La facilitación del comercio debe ser una prioridad nacional. Para ello, entendemos que se requiere bajar los costos, el tiempo y simplificar las operaciones comerciales. Como país, tenemos una excelente oportunidad para mejorar nuestro comercio exterior si aprovechamos nuestra proximidad geográfica con Estados Unidos”, indica.

William Malamud explicó que la imposición de aranceles a productos hechos en China y comercializados en Estados Unidos se ha registrado un impacto profundo en la cadena de valor global. Esto, según afirma, ha provocado que muchas compañías modifiquen la estructura de su cadena de valor para minimizar el precio final de sus productos.

“Existe una tremenda oportunidad para que la República Dominicana aumente su manufactura en zonas francas a través de estas compañías que están recolocando su producción en naciones más cercanas a los Estados Unidos, país que sigue siendo el mercado importador más grande a nivel mundial, mayor que los siguientes cuatro mercados de importación combinados”, declaró.

En ese sentido, abogó para que se mantenga la estabilidad política, social y macroeconómica que sirva de base para el crecimiento y la prosperidad del país, que a su juicio ha contribuido para que la economía dominicana se convierta en la octava más grande y de más rápido crecimiento en América Latina.

En ese sentido, reiteró el compromiso de la Cámara Americana de Comercio de apoyar los esfuerzos del gobierno dominicano y el sector privado para abrir la economía. “Desde AMCHAMDR continuaremos promoviendo una cultura de innovación que le permita a nuestros miembros y al país adaptarse a la revolución digital que ha irrumpido y transformado la cadena de valor mundial”, indicó Malamud.

Sobre la seguridad jurídica, el vicepresidente ejecutivo de AMCHAMDR destacó los avances y el fortalecimiento del marco legal dominicano. Sin embargo consideró que se debe mejorar la infraestructura legal e incluir personal con la experiencia jurídica requerida.

“Un sistema judicial con poco personal, sin los niveles adecuados de capacitación, a menudo conduce a retrasos interminables y, como dice el dicho, “la justicia retrasada es justicia denegada”. Por lo tanto, debemos apoyar para tener un sistema judicial mejor financiado”, afirmó.

Transformación de RD hacia una economía globalizada

De acuerdo al empresario, en los últimos 96 años, la República Dominicana ha experimentado una transformación en el ámbito comercial y de inversiones, donde ha pasado de ser una economía antigua y muy cerrada a una moderna y globalizada.

“Desde 1923 en AMCHAMDR hemos sido testigos de acontecimientos icónicos como una depresión económica mundial, tres décadas de dictadura, la Segunda Guerra Mundial, la Guerra Fría, y más recientemente, la integración de la República Dominicana a la economía global”, apuntó.

Agregó que “desde una perspectiva comercial y de inversión, la transformación más significativa que sufrió el país ha sido el cambio de ser una economía cerrada a una abierta y de una dependiente de los encargados de tomas de decisiones políticas a una basada en aprovechar las ventajas competitivas”.

Así mismo destacó que desde la firma del Tratado de Libre Comercio entre los Estados Unidos, Centroamérica y la República Dominicana (DR CAFTA) el país ha vivido una década de reformas económicas, una integración más estrecha en cadenas de valor claves, así como un crecimiento significativo en la inversión extranjera y el comercio bilateral.

Estados Unidos se mantiene como el principal socio comercial de la República Dominicana. El año pasado, según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas, el intercambio comercial entre ambos países alcanzó la suma de casi US$14,000 millones, de los cuales el 62 por ciento correspondieron a importaciones desde EEUU y un 38 por ciento a exportaciones dominicanas.

Durante 21 años, Malamud ha sido responsable de las operaciones diarias de AMCHAMDR, una de las más grandes organizaciones de negocios en la República Dominicana. La Cámara Americana de Comercio se ha enfocado en conectar a sus casi 1,700 miembros con oportunidades de negocios y promover políticas públicas para fomentar el comercio y las inversiones entre República Dominicana y los Estados Unidos, dice la nota de prensa.

AMCHAMDR trabaja una agenda diseñada para conectar y representar a sus socios de nuevas tendencias en el mundo de los negocios, mercados e indicadores tanto a nivel nacional como internacional. Está afiliada a la U.S. Chamber of Commerce y es miembro fundador de la Asociación de Cámaras Americanas de Comercio en América Latina (AACCLA por sus siglas en inglés).